Norte en Línea - SPB

Con el objetivo de brindar más y mejores posibilidades de formación laboral a las personas privadas de libertad, se llevó adelante una serie de reformas y ampliaciones de los talleres laborales en una de las cárceles bonaerenses de San Martín que permitió que asciendan a 510 los internos trabajadores, triplicando la cifra prepandemia.

Mujeres privadas de la libertad de cárceles bonaerenses de La Plata, Mercedes, San Martín, Junín, Florencio Varela y Batán participaron en el cuarto día del encuentro provincial de escritoras, denominado "Ellas no fueron contadas”, en el marco del ciclo “Ahora que sí nos leen", organizado por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, que se llevó a cabo entre el 18 y 22 de octubre en el Teatro Argentino de la capital provincial.

El mural “Integración” se puede apreciar en 35 entre 5 y 6. La composición se basó en los bocetos propuestos por 47 internas e internos de 16 cárceles bonaerenses de Sierra Chica, San Nicolás, Mercedes, Azul, La Plata, Trenque Lauquen, Florencio Varela, Magdalena, Ituzaingó, Campana, San Martín y Batán.

La experiencia sucede en la Unidad 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense. Cuenta con el apoyo de la Universidad Nacional de San Martín y el sindicato de paseadores de perros

Unidos por la literatura, por primera vez, más de dos mil internos de distintas cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que forman parte del programa “Pabellones literarios para la libertad” intercambiaron experiencias en un encuentro virtual.

Más de 250 personas privadas de libertad alojadas en 14 cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense iniciaron la segunda de una serie de encuentros donde la vida de la adolescente Ana Frank sirve de disparador para reflexionar sobre los derechos humanos, la libertad, la discriminación, el racismo, la xenofobia, la violencia de género y la tolerancia, entre otros valores.

En el marco del Plan de Infraestructura Penitenciaria 2020 – 2023 que lleva adelante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, ya comenzaron las obras de ampliación y puesta en valor de la Escuela de Cadetes del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Con el objetivo de ayudar a afrontar la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid 19, privados de libertad de la Unidad 48 San Martín del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) confeccionaron y donaron 4 mil tapabocas y mil camisolines que a través del Padre Pepe fueron destinados al Hospital Belgrano de ese partido del conurbano norte.

En un acto trascendental en la carrera para ser oficiales penitenciarios en la provincia de Buenos Aires, 549 estudiantes de la Escuela de Cadetes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) fueron designados ayer como cadetes de primer año.

En una experiencia solidaria, personas privadas de la libertad de una cárcel bonaerense elaboraron y donaron 300 tapabocas para el Hospital Cestino de Ensenada.