El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, reforzó el patrullaje, los controles y la presencia de las fuerzas en las zonas de frontera. De esta manera, a través de un operativo de la Gendarmería, incautó 141 kilos de cocaína ocultos en un falso piso de una camioneta, en la provincia de Salta. La banda que trasladaba la droga quedó detenida.

Fue detenida por la Policía de Seguridad Aeroportuaria cuando estaba por embarcar rumbo a Usuhaia.

Fue en Cafayate, tras un procedimiento de la Gendarmería Nacional.

Los gendarmes aguardaron durante cinco días a la intemperie, con temperaturas bajo cero y a casi 4000 metros de altura para frustrar la maniobra.

Las cuatro mujeres fueren arrestadas por la Policía Federal Argentina, que realizó allanamientos en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

La banda contaba con armas de fuego, municiones, chalecos y uniformes, insignias y credenciales militares, máscaras de gas y armas de fabricación casera con las que realizaban ejercicios militares fuera de la ley.

Junto a Sebastián Romero, aún prófugo y con pedido de captura, utilizó un mortero de fabricación casera para atacar al personal policial que custodiaba la zona del Congreso durante el debate por la reforma previsional el pasado diciembre.

El abusador, de nacionalidad brasileña, producía el material para comercializarlo al exterior; fue detenido por la Policía Federal Argentina.

El procedimiento fue realizado por la Gendarmería Nacional sobre la Ruta Nacional 7, donde el Ministerio de Seguridad de la Nación multiplicó los controles.

Como resultado de importantes tareas de inteligencia criminal, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, y a través de la Policía Federal Argentina, detuvo a Alberto Salvador López Martucci, que contaba con un pedido de captura vigente desde hace más de un año relacionado a la causa de público conocimiento conocida como “La causa de la Efedrina” en la provincia de Buenos Aires.