Norte en Línea - Rivas vivió sus patronales en cuarentena pero con toda la fe

Rivas vivió sus patronales en cuarentena pero con toda la fe

Rivas vivió sus patronales en cuarentena pero con toda la fe
18 Ago
2020

Este domingo, Rivas vivió una versión muy distinta de sus tradicionales Fiestas Patronales en honor a San Roque.

Es que los vecinos no quisieron dejar pasar la fecha de celebración del santo y, si bien no se pueden realizar reuniones ni actividades con público debido a la cuarentena, hubo una misa virtual para conmemorar la fecha, y la esperada procesión.

Todo empezó a las 10.00 de la mañana, con la celebración de una misa sin público que fue emitida a través de Radio Ciudad Rivas, en la frecuencia 87.9 y por Facebook Live.

Allí, además de la celebración habitual, se pidió a todos los fieles católicos que al escuchar la transmisión en sus casas tuvieran listo un pan y lo sostuvieran en sus manos al momento de la bendición, con lo que se recreó de manera virtual la ceremonia tan esperada que desde siempre tiene lugar en la iglesia.

La misa tuvo lugar en el SUM de la Delegación Rivas, un espacio que se terminó de construir hace pocos meses y está destinado a una serie de actividades que por ahora se hayan interrumpidas por la pandemia, pero que en cuanto se las pueda retomar volverán en un lugar mucho más cómodo y acogedor.

Luego de la misa tuvo lugar la procesión por las calles del pueblo con la imagen de San Roque, que fue acompañada por un representativo de los gauchos de Rivas, quienes se sumaron a la marcha desde sus caballos y respetando el distanciamiento social.

Es cierto que los vecinos no pudieron hacer el recorrido junto al santo, pero es de destacar que tuvieron la oportunidad de salir a las puertas de sus casas a verlo, dado que esta vez el itinerario propuesto fue mucho más amplio que en otros años, alcanzando prácticamente a la mayoría de las calles del pueblo.

Este año faltó el desfile, los shows, el asado, el encuentro y la alegría propios de la fiesta de Rivas, una de las más esperadas de la región, pero sin lugar a dudas la fe de los vecinos compensó los inconvenientes generados por esta pandemia.

Si Dios así lo quiere, el año próximo el pueblo volverá a recibir a todos para el gran festejo al que Rivas nos tiene acostumbrados.

Deja un comentario