Microtúneles de mimbre: economía y sencillez que optimiza rendimientos

Microtúneles de mimbre: economía y sencillez que optimiza rendimientos
05 Jul
2019

La Agencia Avellaneda del INTA AMBA realizó un taller sobre el armado de estas estructuras en el Centro de Producción Agroecológica Cooperativa UST, Juan B. Justo y Pasaje Las Quintas, la costa de Sarandí.

En la Argentina el 98% de la producción de mimbre se concentra en la región del Delta, la zona de la costa de los municipios de Berisso y Avellaneda (provincia de Buenos Aires) donde se produce en una menor escala. Es por esto que con la organización de la Agencia Avellaneda del INTA AMBA y el Programa Prohuerta (Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación e INTA), se realizó recientemente un taller para el armado de microtúneles. Los materiales fueron aportados por el Centro de producción agroecológica de la Cooperativa UST, en conjunto con la Mesa de Organizaciones Sociales de Avellaneda, quienes vienen desarrollando proyectos comunitarios vinculados a fortalecer procesos de soberanía alimentaria y derecho a la alimentación saludable. El taller fue dictado por el técnico Marcelo Miranda de la Oficina de Desarrollo Local (ODL) Berisso del INTA AMBA.


“El taller fue sobre el armado de un túnel de mimbre, arqueando el mimbre. Estos microtúneles son una técnica muy apropiada para la agricultura familiar que trabajan en el cultivo de hortalizas como lechugas o acelga. Se trata de una técnica muy sencilla”, explicó Miranda.


Los microtúneles o túneles bajos son una opción de los sistemas bajo cubierta donde se producen hortalizas en la temporada otoño-invierno. Miranda los destaca por ser “económicos, de sencilla construcción con dimensiones variables; son una alternativa a los invernáculos que son más onerosos y necesitan de mayor espacio”.


“Habitualmente –agrega el técnico del INTA Berisso- los productores y huerteros lo realizan con hierro que es económicamente más costoso y más difícil de doblar. Esta idea que presentamos tiene una idea fuerza vinculada en la recuperación de cultivos tradicionales que tienen que ver con la zona de la costa, y en este caso el mimbre es muy representativo porque su cultivo está relacionado con la crecida y la baja del río tanto en el delta como en la zona de los municipios de Berisso o Avellaneda donde hay mimbre.”


Además, Marcelo Miranda detalla: “El túnel que enseñamos es de unos 30 metros de largo por 50 centímetros de alto. Es una técnica muy sencilla por esto nuestra idea fue dejarles las bases de la construcción para que los agricultores de la zona que cuentan con el mimbre puedan realizarla para sus cultivos y de esta manera contar con una especie de microclima sin tantos materiales y costos”.


Su baja altura resiste mejor a los vientos, se adaptan a lugares abiertos, permiten afrontar inclemencias climáticas y ayudan al desarrollo de espacios verdes en las ciudades. En este sentido el INTA presenta un importante trabajo para el fortalecimiento de la agricultura urbana y periurbana del AMBA; los periurbanos son además fuente de hortalizas frescas de calidad, producidas en las cercanías.


Impulso
Mariana Moricz, a cargo del INTA Avellaneda, remarcó que “esta jornada fue muy importante porque es una manera de trabajar en conjunto compartiendo miradas técnicas del INTA AMBA que contribuyan a la recuperación productiva de un territorio históricamente destinado a la pequeña producción de alimentos para el abastecimiento local, recuperación que hoy vuelve a ser un desafío ante un contexto adverso para el acceso a la alimentación saludable de la población”. También señalo que "nos parece muy importante que las organizaciones sociales del territorio tomen este impulso para fortalecer estrategias de producción y abastecimiento local del alimentos. Es nuestro deber acompañar y contribuir al existo de estas experiencias".


En esta línea el especialista del INTA Berisso recalcó: “La propuesta es en concreto encontrarle usos al mimbre de la costa de Avellaneda. Es decir que puede ser utilizado de diferentes formas. Y desde el INTA AMBA trabajamos con la agricultura familiar para realizar composteras, canteros, cercos, espacios para sombras, entre otras utilidades para ir más allá del uso tradicional de este elemento que es la elaboración de canastos que, por supuesto, es una alternativa válida y que apuntalamos desde nuestros proyectos”.


“Uno de nuestros objetivos como INTA AMBA es incentivar a los productores al cultivo del mimbre, que se realiza en septiembre. Sin dudas esta técnica de construcción de microtúneles da muy buenos resultados con relación a un cultivo a campo y lo mejor es que puede confeccionarse en una pocas horas”, coincidieron los técnicos de la institución.


La jornada impulsada por la Agencia Avellaneda del INTA AMBA fue organizada junto al Programa Prohuerta (Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación e INTA) y la Mesa de Organizaciones sociales de Avellaneda.

Por Federico Gaston GUERRA

Etiquetado como

Deja un comentario