Los vecinos se movilizan contra el negocio inmobiliario en el predio de la ex Obras Sanitarias

Los vecinos se movilizan contra el negocio inmobiliario en el predio de la ex Obras Sanitarias
09 Oct
2019

Esta mañana vecinos de Beccar se movilizaron a la sede judicial de la calle Libertad 731 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a manifestar su preocupación por la inminente resolución a favor de CENCOSUD que permitirá llevar adelante tras más de 20 años de incumplimientos por parte de la empresa "un mega negocio inmobiliario con un alto impacto ambiental y urbanístico en la zona producto de la construcción de edificios en torre de 13 pisos, oficinas, viviendas multifamiliares y un centro comercial de acuerdo al proyecto presentado por la misma y avalado por el municipio con un cuestionable estudio de impacto ambiental realizado por la consultora Inglese SA.


Nosotros acompañamos a los vecinos en el reclama de recuperar el mismo para la construcción de un parque público, gratuito y abierto a toda la comunidad del distrito", explicó el concejal de PJ San Isidro Fabián Brest, que desde hace años trabaja en la defensa y apertura de espacios verdes y públicos como los predios de Bosque Alegre, Thames y Pannamericana, Uspallata, Golf de Villa Adelina, etc.


Los vecinos organizados bajo la consigna "el predio de la ex OSN esta en riesgo" emitieron un comunicado solicitando la restitución del predio.


En la Av. Centenario y Tomkinson, Beccar, Partido de San Isidro, existe un predio de más de 200.000 m2 que perteneciera a Obras Sanitarias de la Nación (OSN) desde el siglo XIX. Durante casi 100 años, tuvo gran importancia como fábrica de ladrillos para toda la obra hidráulica y pública del país y de productos para la potabilización del agua de toda la metrópolis y de las provincias.


Este predio es nuestra última posibilidad de contar con un espacio verde público que brinde beneficios ambientales, sociales, psicológicos, de salud y económicos a todos los vecinos del partido, sin distinción.


Actualmente, en el lugar existe un formidable bosque urbano que entre otras funciones nos protege de las inundaciones, de los efectos adversos del cambio climático y aminora la isla de calor urbano.


Además, los árboles, arbustos y pastos que allí prosperan atraen gran parte de las partículas de la contaminación atmosférica, absorben anhídrido carbónico y eliminan oxígeno, logran frenar los ruidos, los vientos y son el hogar de pájaros y mariposas.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que cada habitante, para vivir en un entorno saludable, debe contar con 10 a 15m2 de espacios verdes públicos. En la localidad de Béccar, Partido de San Isidro, contamos con sólo con 1m2.


El sitio es un hito urbano por su historia, ubicación y dimensiones. El pueblo de Beccar se construyó en su derredor y forma parte del paisaje cultural de la ciudad y del Partido de San Isidro. Sus majestuosas rejas datan de 1867.


HISTORIA DE UN DESPOJO
Queremos señalar que esta historia se basa en una ilegalidad desde el vamos, siendo un predio del dominio público del Estado Nacional solo pudo ser vendido o entregado por ley del Congreso Nacional (art. 67 - inc. 4 de la Constitución Nacional vigente en ese momento). Todas las tierras nacionales vendidas desde la década del 90 a hoy han sido y son ilegales pues arbitraria y discrecionalmente se ha permitido que el Ministerio de Economia , el ONABE y actualmente el AABE dispongan de manera casi unipersonal(ejecutivo) de lo que es de todos .


En 1996, la empresa Cencosud lo obtuvo en una licitación pública del Ministerio de Economía para construir el “mayor hipermercado de América Latina”, en un tiempo determinado y si no lo hacía, debía devolverlo al Estado, según consta en la escritura de adjudicación.

Desde entonces, los vecinos venimos reclamando a través de movilizaciones, jornadas culturales y presentaciones administrativas y judiciales, que el último pulmón verde del Partido de San Isidro sea un parque público y tenga usos comunitarios.


Hoy está en curso un juicio iniciado por el Estado Nacional en 2016 para la restitución del predio al Estado Nacional, ya que Cencosud no concretó ninguna obra y abandonó el lugar por más de 22 años. CAF. Camara de Apelaciones en Lo Contencioso Administrativo Federal – ABBE c/CENCOSUD S.A. SOBRE REIVINDICACION (CAUSA 065610/2016)


Hace un mes tuvimos una reunión con el presidente de AABE, Sr Ramón Lanus, para solicitar la cesión de uso del predio como parque público y afirmar nuestra coincidencia con el objetivo del juicio de restitución del predio al Estado Nacional. El funcionario reconoció la legitimidad del reclamo de los vecinos llevado adelante durante tantos años. Nos remarcó que basado en esto, inició el juicio contra Cencosud en 2016 y subrayó que el Estado tiene razones irrefutables para recuperarlo.


Pero el funcionario, lejos de pensar en el bien común, pretende llegar a un acuerdo con Cencosud!!! No debemos olvidar que este funcionario en los últimos cuatro años vendió más de 300 has de predios nacionales en la C.A.B.A.


El próximo 10 de Octubre a las 10 horas tendrá lugar una audiencia judicial solicitada por la AABE, en la que probablemente se defina el destino de este predio: o vuelve al Estado y a la comunidad o se le entrega a quien sólo debería devolverlo.
Lanús quiere avanzar en un acuerdo cuando sólo corresponde seguir con el juicio para recuperarlo para el Estado Nacional.No se puede premiar a Cencosud, que perdió todo derecho y el grave perjuicio que nos causo al privarnos de su uso.


Como vecinos organizados en la Asociación Civil “Para todos porque es de todos”, hemos solicitado una audiencia con el juez interviniente en el juicio de restitución, para participar como “terceros interesados”, dado que es evidente la necesidad de ser parte para la defensa de los intereses y necesidades de la comunidad. Aun no nos recibe.

Recuperar el predio y abrirlo a la comunidad como parque público, mejoraría la calidad de vida de todos.

Poner en valor sus instalaciones permitiría además visibilizar su rol fundamental en la historia de la región y llevar adelante lo que proyectemos como comunidad.

Un ambiente digno, la preservación ambiental, la seguridad, el patrimonio natural, histórico, artístico, cultural, social y comunitario deben tener como protagonista a la ciudadanía, participando activamente de la toma de decisiones.

En un municipio donde el cemento y los negociados inmobiliarios no dejan de avanzar, queremos que los vecinos disfruten de este lugar único del que hemos sido privados durante tantos años.

Etiquetado como

Deja un comentario