Norte en Línea - La Subsecretaría de Derechos Humanos realizó un relevamiento de hechos de abuso policial en el marco del control del aislamiento social preventivo

La Subsecretaría de Derechos Humanos realizó un relevamiento de hechos de abuso policial en el marco del control del aislamiento social preventivo

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires envió a la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad un relevamiento de hechos que involucra más de veinte denuncias de situaciones de abuso policial ocurridos en distintos municipios de la provincia.

El informe menciona 23 casos de abuso policial ocurridos en 16 distritos de la provincia, relacionados con el control del cumplimiento del aislamiento social preventivo obligatorio, por lo que la Subsecretaría de Derechos Humanos manifestó su preocupación por los hechos enunciados e hizo una serie de recomendaciones.



El primero de los hechos relevados ocurrió el 24 de marzo pasado en el Barrio San Alberto de Isidro Casanova, partido de La Matanza, que se difundió con un video viralizado en redes sociales –que fue registrado por agentes policiales- en el que se observa a personal perteneciente a la Superintendencia de Policía Local de La Matanza sometiendo a realizar ejercicios físicos y a cantar el himno bajo amenazas y burlas a un grupo de 6 personas aprehendidas por un supuesto incumplimiento al “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, acto que se encuentra reñido contra todo reglamento y/o normativa de actuación de las fuerzas policiales.

Pero además de ese y otros dos casos en ese distrito, en el lapso de relevamiento la Dirección de Políticas Contra la Violencia Institucional detectó hechos en otros municipios: en La Plata (2 hechos), Quilmes (1), Avellaneda (1), Lomas de Zamora (2), Ituzaingó (1), La Costa (1), Punta Indio (1), Junín (1), Villa Gesell (1), Magdalena (2), General Rodríguez (1), San Isidro (1), Coronel Pringles (1), Marcos Paz (2) y Bahía Blanca (2).

El relevamiento de hechos da cuenta de casos sucedidos entre el 20 de marzo y el 3 de abril, y fue realizado por la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional de la Dirección Provincial de Protección de Derechos Humanos de la Subsecretaría, en el marco del Plan de Contingencia implementado tras la declaración de la Emergencia Sanitaria en la Provincia por la pandemia de coronavirus.

A fin de recibir denuncias de abuso policial en el marco del aislamiento social obligatorio se habilitaron dos líneas de guardia telefónica de atención de 24 hs, conjuntamente con la recepción de mails institucionales para las denuncias de Personas en Situación de Encierro y Violencia Institucional. Se trata de las líneas (0221) 5912628, (0221) 5895591 y la casilla Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Además, la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional fortaleció un sistema de monitoreo y control sobre el accionar de los agentes policiales y de seguridad –pertenecientes a los diferentes agrupamientos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires como así también de los agentes de las fuerzas de seguridad federales- que actúan en el territorio de la Provincia de Buenos Aires.

En el marco de la pandemia de Covid-19 cobra relevancia la necesidad de adoptar estrategias de capacitación para los agentes de las fuerzas policiales, tanto en la cuestión sanitaria como en lo atinente a las tareas de prevención y control. Así como fortalecer la difusión de los canales de denuncia ante la Auditoría de Asuntos Internos, articulando con actores institucionales de la administración provincial, municipal, organismos de derechos humanos, referentes de organizaciones sociales, políticas, universitarias, sindicales, y otras, a los fines de generar canales de diálogo permanente que permiten abordar esta problemática de manera articulada.

La Subsecretaría considera fundamental el rol de las fuerzas de seguridad y policiales para lograr el correcto acatamiento del aislamiento social. No obstante, resulta imprescindible lograr la correcta conjunción entre las tareas preventivas y de control llevadas a cabo por las Policías y el respeto irrestricto a los derechos humanos.

Etiquetado como

Deja un comentario