Norte en Línea - La limpieza de edificios en la pandemia

La limpieza de edificios en la pandemia

La limpieza de edificios en la pandemia
10 Ago
2020

La presencia del Covid-19 en la Argentina provocó cambios en las rutinas de trabajo de la mayoría de los argentinos que deben quedarse en sus hogares y cumplir sus responsabilidades laborales en modalidad de teletrabajo.

Dentro de la porción de la población que debe asistir a tus puestos de trabajo, los trabajadores pertenecientes al rubro de la limpieza de edificios de viviendas particulares, deben cumplir con un régimen especial de empleo.

Los encargados de edificios pueden trabajar, pero deben hacerlo en jornadas reducidas a fin de cumplir con las tareas de limpieza de las áreas comunes y almacenamiento de residuos, como salas de espera, ingresos, pasillos, puertas y ascensores.

Para poder llevar a cabo estas labores tienen que usar de forma permanente y obligatoria guantes y barbijos. Además, de acuerdo con las recomendaciones ofrecidas por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), tienen que limpiar las manijas y picaportes con una solución que contiene agua y lavandina, lavar con frecuencia los atuendos laborales y siempre tener una distancia de 2 metros al menos con el resto de las personas.

Por otro lado, el empleador debe entregar a los trabajadores de edificios elementos de protección personal y de limpieza, así como también el permiso de circulación correspondiente para que no tenga inconvenientes al desplazarse.

Según Romina de Star Union, en la Ciudad de Buenos Aires, el gobierno confeccionó un protocolo especial para la limpieza de consorcios en el cual sugiere el refuerzo de la desinfección en botoneras de todos en interruptores de luz, ascensores, barandas, cerraduras y picaportes y cerraduras de uso común.

También se insta a limpiar el mobiliario, los pisos y los lugares públicos desinfectantes que tengan como solución principal lavandina o alcohol.

Otras recomendaciones apuntan a la creación de un registro de vecinos mayores de 65 años y de aquellos que están en las categorías de riesgo con el objetivo de monitorear su situación sanitaria y ofrecerles ayuda con la designación de voluntarios que puedan asistirlos en compra de remedios, comida y bebida.

Además, se recomienda cerrar las áreas comunes que no sean necesarios ni esenciales para el funcionamiento del edificio como piletas, gimnasios, salones de usos múltiples, patios, salas de reunión o trabajo y espacios de juego infantiles.

Asimismo, se recomienda a los restringir las visitas y reuniones en departamentos y lugares compartidos y su circulación es espacios comunes, salvo en situaciones de fuerza mayor, y no enviar las expensas en formato de papel, sino hacerlo por medios electrónicos.

Etiquetado como

Deja un comentario