La Feria del Libro se llena de mitos y secretos de Buenos Aires

“Leyendas de ladrillos y adoquines" -obra declarada de Interés Cultural por la Legislatura porteña- se presenta en la 45° Feria Internacional del Libro. La cita es el Miércoles 8 de Mayo a las 18:00 hs en el Stand 1123 del Pabellón Verde.

El libro (de Editorial Dunken) recopila las grandes joyas del patrimonio porteño no sólo desde su aspecto arquitectónico sino también por las historias que tuvieron lugar en el interior de sus paredes.


Como si fuera un largo peregrinar a pie, subte y colectivo, la obra se divide en “estaciones” y narra las paradas realizadas en distintos cafés para poder conversar con las voces más representativas de la cultura porteña: poetas, periodistas, arquitectos, urbanistas e historiadores “que bregan por recuperar el encanto de la Buenos Aires que soñó con ser París y fue un poquito Madrid, Milán o Estocolmo”, resume la periodista Mariela Blanco, autora del libro.


“Alrededor de 40 entrevistas, más de 120 fotografías, y una cuidada investigación dieron vida a este recorrido por los grandes baluartes de nuestra Buenos Aires querida que, en muchas ocasiones, batalla contra el olvido, el caos, o el abandono”, concluyó.

SINOPSIS
Muchas veces le habrá sucedido transitar algunas calles de Buenos Aires y descubrir una cúpula fascinante, un edificio barroco que desentona con las torres inteligentes lindantes. Los que saben, recomiendan que para admirar la ciudad hay que ir de a pie, con la mirada atenta del turista. Así, se puede observar en detalle los fragmentos de nuestra historia que asoman entre las nuevas edificaciones como fantasmas del pasado. Son como testigos de hormigón que no se resignan a la muerte, a la desaparición. Sin embargo, aunque están ahí, no los vemos. Son gigantes invisibles.
En este paseo que daremos junto a usted, podrá conocer a arquitectos de renombre que le dieron a Buenos Aires su primera fisonomía, personalidades de las artes y las letras que se sentaron en la misma mesa del café al que usted concurre asiduamente para leer el diario. En definitiva, va a advertir cuanto mas bella es la ciudad por la que transitamos absortos por el ruido de las bocinas y la muchedumbre.

Etiquetado como

Deja un comentario