Norte en Línea - Industria de PBA: estable con futuro incierto

Industria de PBA: estable con futuro incierto

Industria de PBA: estable con futuro incierto
11 Jun
2021

La crisis sanitaria y la incertidumbre macroeconómica siguen afectando a los diferentes sectores de la producción. La industria no es ajena a esta realidad, propia de la coyuntura que transitan la Argentina y el mundo. La Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA), la rama industrial de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), presentó un informe del sector industrial correspondiente a junio de 2021, donde se advierte una leve mejoría en ciertas áreas.

Por ejemplo, los patentamientos en el sector automotriz y el sector de la construcción. También hay un estancamiento en baja con relación al consumo interno y las exportaciones; y una continuidad en la caída del financiamiento.


Durante febrero de 2021 la actividad se contrajo 0,3% interanual y 1,6% respecto al mes anterior. Esto se vincula a situaciones particulares como paradas de planta por readecuación de líneas de producción y vacaciones en algunos sectores. Por su parte, los datos de marzo muestran aumentos interanuales vinculados a la baja base de comparación producto de las restricciones del ASPO.


En tanto, el sector automotriz presentó un incremento en abril con el crecimiento del patentamiento de vehículos (750,3%). Lo mismo sucedió con el patentamiento de motos, que aumentó un 647,7%, y el de maquinarias agrícolas un 439,5%. “La moto resulta un transporte ideal, seguro y accesible, en esta coyuntura de pandemia. Las facilidades de financiamiento para acceder a las motos, a partir de los acuerdos generados por el Gobierno Nacional, impulsaron el incremento”, explica el informe de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA). Con relación a las maquinarias agrícolas “se trata del sexto mes consecutivo de alza, con muy buena proyección para el segundo semestre de 2021”.


En la misma línea, la construcción también registró un incremento en los despachos de cemento (166,2%) y la actividad inmobiliaria registró una expansión mensual de 11,8% durante el mismo mes. Según el informe de ADIBA “las políticas de blanqueamiento fiscal para fondos dirigidos a la construcción sumado a las políticas de construcción de viviendas sociales y al crecimiento de la obra pública, ayudan a que se mantengan los niveles de la actividad y dinamizan el sector de cara al resto del año”. Por su parte, los números del sector inmobiliario son positivos si se comparan con el mismo mes de abril de 2019, pero en el estudio se advierte “cierta preocupación porque los niveles de operaciones vienen en baja, la situación se presenta delicada”.


En relación al consumo interno, el último dato disponibles es de marzo, cuando las ventas en supermercados bonaerenses se contrajeron un 11% en términos interanuales. De acuerdo al estudio y el sondeo en la Provincia de Buenos Aires:
-En baja artículos de limpieza y perfumería; almacén, alimentos preparados y rotisería; panadería y lácteos.
-En alza electrónicos y artículos para el hogar; indumentaria y calzado; textiles para el hogar y bebidas.


Por su parte, las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) se incrementaron un 36,8%, pero no alcanzó para igualar o superar los niveles de marzo de 2019.
-Al interior de las exportaciones MOI, se registra en alza los metales comunes y sus manufacturas; productos químicos y conexos; y material de transporte terrestre junto a las maquinarias y aparatos.
-Las exportaciones MOA se incrementaron principalmente por la expansión de grasas, residuos y desperdicios. Mientras que atenuaron el alza carnes y preparados, y productos de molinería.


Durante el cuarto trimestre del año, el mercado de trabajo mostró una leve mejora respecto al tercer trimestre. Pero, aún así, la tasa de desempleo en la Provincia de Buenos Aires se situó en 14,1%, especialmente en los partidos del Gran Buenos Aires. Al mismo tiempo, las tasas de actividad (43,4%) y de empleo (37,3%) recuperaron terreno respecto del trimestre anterior, pero se redujeron en términos interanuales la actividad (3,5%) y el empleo (4,4%).


El financiamiento sigue en caída, profundizando la merma de los últimos meses del año. Durante abril el stock de préstamos totales en términos reales al sector privado cayó un 12,2%, mientras que los préstamos en pesos en términos reales volvieron a marcar una caída con un 3,2%.


“Estamos en un momento muy complicado para todos los sectores de la producción, incluyendo la industria. Somos positivos pero empieza a sentirse cada vez más fuerte el desgaste de las distintas áreas de la industria, las problemáticas asociadas a la crisis sanitaria y económica ganan terreno e impactan en forma directa sobre el ánimo y la proyección de los industriales que desde el comienzo de esta pandemia le están poniendo el hombro a la situación, tratando de cuidar la salud de los trabajadores y de la comunidad, y al mismo tiempo, cuidar las fuentes de ingresos, los puestos de trabajo, y continuar con la producción”, asegura Silvio Zurzolo, Presidente de ADIBA.


“Al esfuerzo de los industriales y sus trabajadores hay que sumarle importantes medidas por parte del Gobierno, orientadas a fortalecer las exportaciones y reducir la incertidumbre macroeconómica. Se necesita que los gobiernos trabajen de manera conjunta con las entidades empresarias con el objetivo de pensar, diseñar y poner en marcha un plan a largo plazo de reactivación productiva”, concluye Zurzolo.

Etiquetado como

Deja un comentario