Angelici juega a todo y ya cuenta con un candidato propio en el interior bonaerense

Angelici juega a todo y ya cuenta con un candidato propio en el interior bonaerense
12 Jun
2019

Daniel Angelici, operador de Mauricio Macri, ya cuenta con un candidato propio en el interior bonaerense: Juan Miguel Cumba. A tal punto, que faltando nada para el inicio de las campañas electorales, recibe sugestivos “saludos” en las transmisiones oficiales de FOX Sports durante las presentaciones de Boca Juniors en la Copa Libertadores.

Una vez más, Política y Fútbol se entrecruzan hasta perderse en el horizonte. Al fin y al cabo, en la melodía del poder todas las notas suenan sugestivamente parecidas.


En 2015, luego de las sendas victorias de Mauricio Macri a nivel nacional y de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, hubo un nombre sobre el cual nadie se percató: Royco Ferrari.


Un avezado dirigente opositor de Daniel Angelici en Boca, sonrió levemente al repasar el rol de Ferrari en los comicios no sólo de la entidad sino también del país. ¿Cuál fue el rol de Ferrari? Trabajar sobre la masa societaria del Interior. Royco fue el operador federal y el armador de la estructura de la campaña de Angelici en 2015. En el IV Congreso Anual de Peñas reunió a más de 6.000 socios de toda la Argentina y convirtió ese día en un plenario político. Una verdadera jornada de trabajo en conjunto entre las más de 180 peñas de todo el país. De ese cónclave participaron Carlos Tevez y el ex entrenador Rodolfo Vasco Arruabarrena. El cierre quedó en manos de Angelici.


La particularidad estaba dada en que toda esa estructura que se movía un día se usaba para la reeleción de Angelici y al siguiente para Macri o Vidal.


Ferrari fue un hombre clave para que las peñas de Boca se transformaran en bunker del PRO en el año en que se ponía en juego la presidencia de la Nación. Carente de estructura de largo alcance, cuando Macri necesitaba salir de campaña por el Interior Angelici le encomendaba a Ferrari que le abriera las puertas de la peña local. Si alguna peña se identificaba con el kirchnerismo, lo que hacía Ferrari era armar una filial paralela. Las postales abundaron: Macri participaba de un acto político proselitista, en cuya estética se colaban el amarillo y el azul.


¿Cuál era el capital político que ostentaba Ferrari? La fantástica creación imaginaria llamada “adherentes”, que escaló hasta cien mil. Los adherentes son aquellos que pagan una cuota mínima para mantenerse en una lista de espera para poder ser socios. En esta quimera, las peñas eran un factor clave, puesto que prometían la gestión de pase de una categoría a la otra. Sin embargo, lo que cuestionan esta metodología subrayan no hay ningún registro ni constancia de los listados de socios. Resultado: las peñas más fuertes traccionaron votos para Angelici. No es casual que la persona que se ocupaba de este trabajo se haya convertido en el vicepresidente del club: Royco Ferrari.


Peñas del Interior
Las peñas del interior siguen cumpliendo un rol similar, tal como quedó demostrado por ejemplo en Pehuajó, adonde “El Tano” Angelici bajó, con varios representantes del club, en noviembre de 2018, para apoyar al presidente de la misma en esa ciudad, Juan Miguel Cumba, precandidato a intendente por Cambiemos. Del mitin futbolero, también participó el entonces presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca.


Un dato no menor es que desde fines de febrero de este año, Ferrari fue desplazado como la cabeza de Peñas del Interior, por diferencias con Angelici. No ocurrió en cualquier momento, sino cuando Angelici consiguió que el propio Mauricio Macri, voz sagrada dentro de los pasillos del club de la Ribera, apoyase a su delfín para sucederlo en la presidencia este año: Cristian Gribaudo, titular del Instituto de Previsión Social. Política y fútbol se entrecruzan hasta perderse en el horizonte. Al fin y al cabo, en la melodía del poder todas las notas suenan sugestivamente parecidas.

Etiquetado como

Deja un comentario