Yara: elevar los rendimientos por hectárea en maíz es fundamental para cuidar la sustentabilidad del sistema a largo plazo

Yara: elevar los rendimientos por hectárea en maíz es fundamental para cuidar la sustentabilidad del sistema a largo plazo
09 Oct
2019

Ante las proyecciones de que Argentina volvería a concentrarse en la producción de soja, los especialistas de la compañía noruega recomiendan mantener la superficie del grano llevando adelante una estrategia para obtener cultivos de alta rentabilidad.

Existen diversos factores que influyen sobre la planificación de los productores como el clima, los precios, el tipo de cambio y las previsiones sobre lo que pueda ocurrir con las retenciones, entre otros. Siguiendo esas variables, los agricultores van reajustando su planificación para las próximas campañas y, para el ciclo 2019/20, las estimaciones ya anticipan una tendencia a incrementar la superficie de soja, por su bajo costo de producción, en detrimento del maíz, que si bien es más caro, realiza un invaluable aporte nutricional al suelo. En ese sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario estima que el área de maíz se reducirá en 250 mil hectáreas, en tanto que la soja se expandirá en 350 mil hectáreas, respectivamente, respecto a la campaña anterior.

En este contexto Yara, líder mundial en producción y comercialización de fertilizantes, recomienda tener en cuenta la sustentabilidad del sistema a largo plazo y en función de ello mantener el área de siembra de maíz y aumentar los rendimientos por hectárea, sin que esto implique tener que asumir una pérdida de ingresos. “La clave está en producir maíces de alta rentabilidad mediante un manejo profesional de la fertilización”, aseguró Gustavo Elías, Coordinador de Agronomía y Desarrollo de Yara para América Latina.

Para acompañar al productor en esta tarea, la compañía noruega creó MásMaíz by Yara, una solución que asegura un cultivo con alto retorno económico. MásMaíz ofrece un plan nutricional diseñado específicamente para el cultivo y un equipo de asesores especializados en eficiencia operacional y productiva para que los mayores rendimientos se traduzcan en más rentabilidad por hectárea.

Ese respaldo se complementa con herramientas tecnológicas avanzadas, como el sistema Atfarm, que utiliza tecnología satelital de última generación para que el productor pueda ver imágenes satelitales con indicadores sobre el estado nutricional de sus lotes desde su PC, tablet o celular.

“Mediante un registro con un correo electrónico, los agricultores argentinos pueden acceder a Atfarm para visualizar fotografías satelitales de sus lotes. Reconocida como el Google Maps de la agricultura, la plataforma ofrece información sobre la variabilidad de la biomasa de un cultivo y la relaciona con la cantidad de nitrógeno que se necesita a través de un algoritmo”, señaló Elías.

Por último, la compañía diseñó un programa de incentivo al desempeño y las buenas prácticas agrícolas llamado Yara Champion Program, que reconoce a los productores de maíz con mayor crecimiento y mejores resultados en la cosecha.


La propuesta de Yara está en línea con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre la necesidad de promover prácticas agrícolas sostenibles mediante el desarrollo y la implementación de tecnologías innovadoras, digitalización e iniciativas de análisis de datos en el sector agrícola.


“Es comprensible que los productores siembren soja para minimizar sus costos a corto plazo, pero recomendamos que también hagan maíz para garantizar la correcta conservación de los suelos pensando en un horizonte más largo. Lo ideal es que se apunte a distribuir los lotes equitativamente entre ambos cultivos y evitar que se tienda a un monocultivo que genere un rápido deterioro del suelo”, concluyó el ejecutivo de Yara.

La fertilización manejada con eficiencia puede hacer del maíz un cultivo muy competitivo desde el punto de vista de la rentabilidad y ofrecer de esta manera un estímulo adicional para mantenerlo en la rotación, permitiendo su aporte a la sustentabilidad del sistema y favoreciendo en los años sucesivos el desarrollo de cultivos con mejor sanidad y rendimientos más estables. Este llamado de Yara se enmarca en un momento especial, ya que el día 13 de octubre se celebra el Día Mundial de los Fertilizantes, fecha establecida internacionalmente para generar conciencia sobre la importancia que tiene este insumo para incrementar el volumen de producción de alimentos, así como la calidad nutricional de los mismos.

Deja un comentario