Todos queremos desconectar en algún momento, los electrodomésticos también

Todos queremos desconectar en algún momento, los electrodomésticos también
12 Nov
2019

• Los consumidores creen que los aparatos eléctricos enchufados no consumen energía por estar apagados y que su consumo eléctrico no posee un efecto negativo sobre el medio ambiente.

• El 15% del consumo de energía eléctrica de una vivienda se produce por aparatos electrónicos conectados en modo espera o “stand by”.

• Los consumidores prefieren comprar luces regulares de alto de consumo porque son más económicas que las LED.

• El consumo fantasma anual de nuestros cargadores, equivale a la energía de 30.000 hogares.


Cuando se habla del consumo energético, el término puede aplicarse a varios ámbitos y aspectos en la vida. Entre las prácticas más comunes de este consumo, se encuentra el producido en el ámbito doméstico, podemos destacar el dejar las luces encendidas o los electrodomésticos enchufados sin estar en uso; sin darnos cuenta nos encontramos promoviendo y no estamos ayudando a frenar este fenómeno que es de carácter global y ocurre en todo el mundo sin excepciones o privilegios. Es por esto que estudiantes de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA lanzan la campaña “Desconectar Hace Bien” para concientizar acerca del consumo responsable de energía eléctrica en el ámbito doméstico. #DesconectarHaceBien retoma las premisas elaboradas por la ONU y busca viralizar la información a través de las redes de @DeHacebien.


Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) muestra que los hogares consumen el 29% de la energía mundial, contribuyendo al 21% de las emisiones de los gases de efecto invernadero, conocidos como CO2. Es necesario incorporar nuevos hábitos de consumo responsable de energía en el hogar. Es por esto que la campaña busca como principal objetivo reducir este consumo a través de la comunicación de consejos y pequeñas acciones y así ayudar al medio ambiente. Si bien esto puede estar viéndose como algo lejano o ajeno, nosotros como ciudadanos aportamos y podemos hacer mucho para cambiar los hábitos y tener un impacto menos negativo en el medio ambiente.


Consumo fantasma
Al dejar los electrodomésticos enchufados después de haberlos usado, estamos gastando energía, esto se conoce como consumo fantasma. El cargador del celular, la televisión, la pava eléctrica, la computadora, entre otros, son los principales protagonistas de esto. Según datos de Edenor, aproximadamente el 15% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo espera o “stand by”. Por ejemplo, el microondas gasta más electricidad por año en mantener su reloj digital encendido que en calentar alimentos.


Consejos para ayudar en esta situación
• Utilizar una zapatilla eléctrica de múltiples enchufes para conectar los electrodomésticos, aparatos y dispositivos.
• Apagar la zapatilla cuando alguno de los aparatos no esté en uso.
• Desenchufar los aparatos cuando estén en desuso.
• Reemplazar las bombillas de luz regulares por bombillas LED, ya que consumen 80% menos de energía.
• Instalar sistemas de energía renovable como paneles solares.

Deja un comentario