Norte en Línea - Billeteras virtuales en pandemia: Tap y los números que radiografían un caso de éxito

Billeteras virtuales en pandemia: Tap y los números que radiografían un caso de éxito

Billeteras virtuales en pandemia: Tap y los números que radiografían un caso de éxito
28 Jul
2021

La pandemia de coronavirus fue una prueba de fuego para las billeteras digitales y en los números de crecimiento de operaciones y suma de clientes de estas fintech está la demostración de cómo tales compañías, la mayoría startups de reciente aparición, afrontaron el desafío de promover los pagos sin contacto en el marco de las medidas de aislamiento y en un contexto agravado por la recesión, la caída del consumo y la inestabilidad cambiaria y económica en general.

Tap, la billetera que nació en 2019 y se desarrolló en plena pandemia, superó el 20 de abril pasado los 80.000 clientes pero el dato clave es que al 31 de diciembre del año pasado tenía únicamente 20.000.


Los 60.000 restantes llegaron en tan sólo cuatro meses, lo que quiere decir que en ese período la compañía triplicó la cantidad del año pasado.


Se suman a TAP, en promedio, 31 usuarios por hora, informaron desde la billetera digital fundada por los emprendedores Tomás Mindlin y Kevin Litvin, amigos de la infancia que concibieron la idea cuando vivían y trabajaban en Europa. Allí vieron cómo los ciudadanos del viejo mundo gozaban de los beneficios de ser incluidos en el sistema financiero, para solucionar sus típicos trámites bancarios desde su celular, en sólo minutos y coincidieron a la distancia en que este era el momento de traer esta solución a América Latina.


Tap permite crear cuentas a personas y a comercios en tan sólo 3 minutos. La app es 100% gratuita tanto para unos como para otros y cuenta con el apoyo de dos de los grupos económicos más grandes del país, ya que comparte accionistas con Pampa Energía y Grupo de Servicios y Transacciones.


Millennials, un caso de éxito
Las métricas generales de Tap, de por sí abrumadoras, encierran sin embargo otros datos que son reveladores sobre la propuesta. Así, al abrir los números se tiene que el 65% de los usuarios totales de la aplicación tiene entre 18 y 40 años de edad, lo que pone en evidencia la injerencia millennial dentro de los negocios digitales.


Superar la prueba del millennial es todo un dato.
Por un lado, porque desde el punto de vista etario es uno de los grupos sociales que más afecta la exclusión financiera, un derivado de sus dificultades para acceder a puestos bien remunerados y de calidad, pero también por desconocimiento de las herramientas del mundo financiero cuando ya están incorporados al mundo del trabajo. Por el otro lado, porque sus hábitos de consumo, su forma de utilizar la tecnología y su manera de concebir los servicios bancarios conforman una demanda muy específica que debe ser atendida.


Así, inmediatez y sencillez en la operatoria, más entornos amistosos y confiables en las interfaces y aversión a la letra chica y los dobles discursos son exigencias que, si no se satisfacen, son excluyentes para captar la atención de esta clase de usuarios.


“Si el dato de que el 65% de nuestros usuarios son jóvenes es significativo, más lo es saber que ese porcentaje se eleva al 70% cuando se trata de usuarios activos, es decir aquellos que realizaron al menos una transacción de pago de servicios, o de recarga de servicios, o de envío de dinero a través de Tap to Tap, o de pago a un comercio a través de QR”, explica Tomás Mindlin CEO y co-fundador de Tap.


Inclusión financiera, las propuestas y las estadísticas
La apuesta de Tap por la inclusión financiera tiene traducción en otros registros estadísticos. Uno de ellos ventila los números del nivel de utilización de la billetera por parte de quienes la usan para recargar MIDE, el medidor prepago de energía de Edenor, cuya recarga solía hacerse de manera presencial, con costos ocultos y con pocos puntos de recarga disponibles. Ahora esto cambió: Tap les permite a los usuarios recargar su medidor prepago sin tener que moverse de su casa, de manera gratuita y disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.


“En tan solo 2 meses, la base de usuarios que recargan a través de Tap creció 13 veces, lo cual nos ubica como uno de los métodos preferidos de recarga por parte de los usuarios. Además, los usuarios están tan contentos con nuestra solución que notamos que una vez que conocen Tap no dejan de usarlo. Nos convertimos en su billetera preferida en semanas”, aporta Kevin Litvin, COO & Co-Founder de TAP.


El monto transaccionado de MIDE también creció y de manera mucho más vertiginosa. El volumen de operaciones creció 40 veces respecto al período anterior.


El contexto de crisis también impulsó a TAP a lanzar dos iniciativas didácticas a través de las cuales se le otorgan descuentos y promociones a los clientes.


Por un lado, se otorgan premios a través de sellos. “Sellos” es una acción promocional que incentiva a que el usuario pague en tiempo y forma sus facturas, a través de TAP. En algunos servicios estratégicos, con cada pago de factura el usuario suma un sello, en una remembranza de los que daban en los viejos almacenes de barrio por cada compra. Al sumar su 5to sello en cada servicio, TAP le reintegra hasta $ 800 como regalo. Hoy esta promoción es válida para Edenor, MetroGAS y AySA. Los sellos son independientes entre servicios, es decir, un usuario puede tener tres sellos en Edenor, dos en Aysa y uno en Metrogas.


Este programa de fidelización de clientes de TAP lleva entregados casi $ 600.000 en premios y beneficios.ç


La otra iniciativa que impulsa TAP es a través de la conocida RuleTAP. Cada vez que un usuario paga un servicio, o paga en un comercio a través de QR, se le muestra al usuario dentro de la aplicación una ruleta con cupones de descuento para usar la próxima vez que realice un pago.


TAP ya lleva generados más de $ 2.000.000 en regalos en la RuleTap, para que sus usuarios usen en sus próximos pagos en la plataforma.


Comerciantes, consumidores, pago de servicios
Los comerciantes son, para Tap, otra vía por la que profundizar la inclusión financiera y para hacer realidad su estrategia de “hacerle la vida más fácil a la gente”.


Así, los dueños de negocios que eligen Tap cuentan con las tasas más bajas del mercado y, algo todavía más importante en muchos casos, las acreditaciones de los pagos que reciben son en el acto, lo cual hace que puedan hacer uso de sus cobros cuándo y cómo quieran.


Los números de Tap hablan por sí solos: el monto transaccionado en la plataforma viene creciendo en medida de 60 veces mes a mes.


Del total de las transacciones, el 93% fue por pago de servicios, el 4% por recarga de servicios, y el restante 3% por transferencias entre personas más QR.


Los números desagregados sobre pagos de servicios con Tap muestran otra de las demandas latentes que las billeteras vinieron a atender. Al mes de abril, ya se aprecia un aumento de casi 100 veces el monto respecto a 2020.


En Tap se autodefinen como la marca de los pequeños comercios, de la gente que camina por la calle, de los que trabajan y de los que pagan sus impuestos.


Y las oportunidades están muy a la vista, por eso la empresa ya contrató a más de 50 personas en lo que va del año y están muy cerca de romper la marca de 100.

Deja un comentario