Norte en Línea - La innovación de Provimi y sus soluciones de nutrición para aves, cerdos y rumiantes para prevenir los efectos del calor

La innovación de Provimi y sus soluciones de nutrición para aves, cerdos y rumiantes para prevenir los efectos del calor

La innovación de Provimi y sus soluciones de nutrición para aves, cerdos y rumiantes para prevenir los efectos del calor
15 Dic
2021

Llega el verano y se enciende el alerta por posibles problemas y golpes de calor en animales en campos, galpones y granjas.

El clima cálido y un índice de calor alto son un desafío para los productores cada verano. Durante las olas de calor, se deben tomar precauciones con los animales para minimizar el riesgo de enfermedades por exposición prolongada a altas temperaturas y humedad. El estrés por calor puede conducir a una reducción en el rendimiento y la eficiencia de los animales. Expertos de Provimi Cargill Animal Nutrition comparten consejos para cuidar de los rumiantes, cerdos y aves durante este verano.


El estrés por calor ocurre cuando la capacidad del animal para autorregularse y la temperatura corporal central más baja se ve abrumada y el rendimiento y / o la salud del animal se ven comprometidos. Tener un plan de manejo sólido podría mantener el rendimiento de los animales durante los períodos de mayor calor.


¿Cómo prevenir los golpes de calor para cuidar a los rumiantes, cerdos y aves en las granjas? Provimi presenta una guía por cada categoría de animales.


• RUMIANTES:
Las vacas generan calor como consecuencia del funcionamiento de su metabolismo y también lo absorben a partir del medio ambiente. Para mantener su temperatura corporal dentro de un rango normal ellas disponen de varios mecanismos para disipar el exceso de calor (conducción, convección, radiación y evaporación) y de esta manera lograr maximizar su bienestar y potencial productivo. Sin embargo, cuando la temperatura ambiente y la humedad relativa son elevadas, estos mecanismos resultan insuficientes y las vacas alteran su bienestar, entrando en una situación de estrés por calor. Esto afecta negativamente la productividad, tanto en los períodos de altas temperaturas, como en los días o meses posteriores. Tal es así que las consecuencias de un período de estrés pueden superar el veran o y continuar durante los meses de otoño.


6 claves para combatir el estrés calórico en tambos:
1. Sombra: La prevención de la radiación solar directa es el primer método que debemos implementar para reducir los efectos de las altas temperaturas.

2. Ventilación: Proporcionar ventiladores o permitir un movimiento de aire adecuado ayuda a aliviar el estrés por calor al enfriar el ambiente.

3. Refrescado: El mojado y el posterior secado de los animales, al combinarlo con períodos de ventilación, es una estrategia muy efectiva que permite aumentar la pérdida de calor (convección).

4. Rutina de alimentación: Durante los meses de calor, las vacas consumen la mayor parte de su ingesta diaria durante las horas frescas de la noche. Por eso suministrar gran parte de la oferta diaria en ese momento, permite mejorar el consumo.

5. Estrategias nutricionales: En relación a las dietas, también hay varios puntos sobre los que se debe trabajar. En general se sugiere evitar el exceso en el consumo de almidones, mantener los niveles de fibra efectiva y aumentar el consumo de fibras de alta digestibilidad. La suplementación con grasas es otra estrategia que permite reducir la producción de calor y mejorar el consumo de energía. En cuanto a las proteínas, la sugerencia es aumentar la participación de ingredientes de alta calidad y la cantidad de proteína no degradable en rumen. También desde el punto de vista vitamínico mineral hay algunos cambios que se pueden implementar como incrementar los niveles de ciertos minerales (K, Na, Mg) y de vitaminas con función antioxidante (Vitamina E).
Dentro de estas estrategias nutricionales, Provimi cuenta con herramientas de probada eficacia para mitigar los efectos del calor.
I.C.E.: mezcla de aditivos exclusivos de Cargill que ayudan a reducir los efectos negativos del calor, disminuyendo la temperatura corporal, aumentando la producción y mejorando la reproducción.
Nutrigordura LAC: fuente de grasa bypass elaborada a partir de aceite de palma. Una de las fuentes de grasa más difundidas en el mundo y un ingrediente apropiado para incluir en las dietas durante los meses de verano.
NutriTek: cultivo de levaduras y último desarrollo de Diamond V, Varias experiencias han demostrado que NutriTeK es un aditivo efectivo en contrarrestar varios de los efectos negativos del calor (menor consumo, estrés oxidativo, salud ruminal e intestinal, etc).

6. Agua de bebida: Los requerimientos de agua aumentan durante el estrés por calor debido a las pérdidas de líquidos a través de la evaporación (sudoración y salivación). Por lo tanto, es importante ofrecer siempre agua limpia, fresca y abundante.


• CERDOS:
La temperatura es uno de los principales factores que afecta la eficiencia productiva de los cerdos, ya que son animales homeotérmicos que deben mantener la temperatura corporal dentro de límites estrechos mediante mecanismos por los cuales pueden perder o producir calor para enfrentar los desafíos climáticos de su entorno.


¿Cómo podemos combatir las olas de calor en las granjas porcinas? Una forma de tratar de prevenir las consecuencias del estrés por calor es asegurar condiciones de confort climatológico dentro de los edificios de producción, asegurando condiciones distintas al exterior mediante el uso de sistemas de ventilación y sistemas de climatización que permitan tratar el aire y/o el mojado de los cerdos. También se debe de asegurar que cada cerdo tenga espacio adecuado a su peso, alimento a disposición, pudiendo adaptar sus dietas para incluir tecnologías que los ayuden durante el estrés como el paquete verano Utmost y acceso ilimitado a agua potable y fresca.


• AVES:
La época de verano siempre es desafiante, en muchos casos provoca alcalosis respiratoria; incremento del pH de la sangre; deshidratación; peor crecimiento; menor consumo de alimento; peor conversión alimenticia y mayor mortalidad.


Algunos puntos básicos de manejo para evitar tener problemas o mortalidad por calor en aves:
*Verificación de cortinas. Esto es fundamental, sobre todo para galpones con ventilación negativa. La primavera es ideal para empezar a arreglar las cortinas o tapar los agujeros.


*Recodar tener hermeticidad en los galpones de alta tecnología para lograr que el aire ingrese por donde queremos para enfriarlo y lograr, además, las velocidades de aire.

*Verificar el cielorraso de los galpones, ya que las chapas se calientan con el sol, llegando a superar los 50 grados centígrados.

*Verificar o tapar las puertas para no permitir el ingreso de aire caliente del exterior.

*El uso de cámaras termográficas ayuda a verificar dónde tenemos falta de aislamiento.

*Realizar la limpieza de los paneles evaporativos para lograr que se mojen parejos, por lo que puede ser necesario destapar los agujeros por donde cae el agua.

*Para los galpones de ventilación negativa, también será importante limpiar las persianas, verificar las correas y los rodamientos antes de la época de máximas temperaturas.

*Trabajar con la presión adecuada en los galpones con ventilación negativa, porque podría perderse velocidad de aire; lo ideal sería no tener más de 2,8°C de una punta a la otra del galpón.

Deja un comentario