Operación “El Patrón”

Operación “El Patrón”
05 Oct
2019

La banda utilizaba locales de venta de muebles como fachada para concretar la maniobra delictiva.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, presentó junto al jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, los resultados de la Operación “El Patrón” en la que se desarticuló una organización criminal dedicada a otorgar préstamos para lavar dinero producto del tráfico de drogas con tasas impagables mediante la técnica del “gota a gota”. Como resultado, se detuvo a 69 personas tras 50 allanamientos en Entre Ríos, Corrientes y Buenos Aires.


“Este es uno de los operativos más importantes de nuestro país. Esto contempla un sistema de micro lavado de activos proveniente del narcotráfico. A través de la modalidad “gota a gota” blanqueaban el dinero y utilizaban mueblerías como fachada. Las tasas de los préstamos a veces quintuplicaban las del mercado”, explicó Bullrich.

Estuvieron presentes el juez de Instrucción y Correccional de Curuzú Cuatiá, Martín Vega; los secretarios de Seguridad, Eugenio Burzaco, y de Coordinación, Formación y Carrera, Alberto Föhrig, y el subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Federal, Darío Oroquieta.


“Esta es una modalidad que se encuadra como asociación ilícita y extorsión. En algunos casos, si las víctimas no pagaban intentaban sumarlas a la banda extorsionándolas. Las personas involucradas serán expulsadas y no podrán volver a ingresar nunca más a nuestro país”, finalizó Bullrich.


Los efectivos del Departamento Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la Policía Federal, fuerza que conduce Néstor Roncaglia, desplegó tareas investigativas para individualizar a todos los involucrados en esta red narcocriminal de origen colombiana que otorgaba micro préstamos en efectivo a personas de bajos recursos que no reúnen los requisitos para acceder a un préstamo legal para blanquear el dinero proveniente de la venta de drogas.

La modalidad del “gota a gota” contempla que la persona cancele el préstamo en cuotas diarias, semanales o mensuales con tasas de interés que en algunos casos llegaban a quintuplicar la de las entidades financieras. En caso de que los damnificados se atrasaran en el pago los extorsionaban y amenazaban para recuperar el capital.

La organización tenía una estructura piramidal compuesta por un cabecilla que hacía las veces de inversor y contaba con el capital destinado a los préstamos. En un segundo escalafón estaban los encargados de los locales que se ocupaban de recaudar el dinero y controlar a los cobradores. Un escalón más abajo estaban los liquidadores que negociaban los préstamos y, por último, los cobradores que constituían la cara visible de la organización al tratar directamente con los damnificados.


Interviene en la causa el Juzgado de Instrucción y Correccional de Curuzú Cuatiá a cargo de Martín Vega, quien ordenó 50 allanamientos sobre domicilios y galpones en Entre Ríos, Buenos Aires y Corrientes.

Finalmente, 69 personas fueron detenidas y otras 26 se encuentran afectadas a la causa judicial. Además, se secuestró $1.700.000, 1.000.000 de pesos colombianos, 8.600 USD, 540.000 bolívares, 19.000 pesos chilenos, 36.000 guaraníes, pesos mexicanos y monedas sirias; dos armas; 12 vehículos y 65 motos; 111 celulares y 60 gramos de cocaína.

Deja un comentario