Norte en Línea - Luego de tres años de su primer avistaje, reapareció un guanaco albino en la Reserva Natural de Villavicencio

Luego de tres años de su primer avistaje, reapareció un guanaco albino en la Reserva Natural de Villavicencio

Luego de tres años de su primer avistaje, reapareció un guanaco albino en la Reserva Natural de Villavicencio
22 May
2020

Fue hallado por primera vez en 2017 y por sus características no es habitual que su expectativa de vida sea muy extensa. Sin embargo, gracias al trabajo de conservación y preservación que se realiza en la Reserva, el hallazgo confirma que la permanencia de este individuo en la región es posible.

Es habitual por estos días de confinamiento en las grandes ciudades, la aparición de videos y artículos que muestran cómo algunas especies y animales comenzaron a reaparecer. En los espacios naturales esta situación es más cotidiana, pero aún más cuando esos espacios están protegidos y conservados.

Este es el caso de la la Reserva Natural de Villavicencio que, si bien permanece cerrada desde principios de marzo, siguiendo las medidas preventivas y disposiciones nacionales frente a la emergencia sanitaria por COVID-19, continúa con todas sus tareas de cuidado y conservación que se realizan habitualmente.


Es en este contexto, y luego del recorrido de control y vigilancia que hace el personal calificado de la Reserva, a través de un proceso de segmentación del área en el que se monitorea toda la flora y la fauna del lugar, un guardaparque pudo divisar y retratar la aparición de un guanaco albino. Se trata de un individuo que fue avistado por primera vez en 2017, como parte de un trabajo de monitoreo de grandes vertebrados que se realiza en la Reserva desde hace cinco años, y que se suma al trabajo de un grupo de investigadores del CONICET, que vienen haciendo el seguimiento en toda la región de alta montaña. A partir de este trabajo se pudo demostrar cómo creció la población de guanacos en la Reserva de Villavicencio, prácticamente en un 35%, y con la particularidad de cómo fue cambiando el comportamiento manso del guanaco frente a los avistajes.


“Estamos muy contentos y orgullosos de este hallazgo porque confirma, una vez más, la importancia de continuar -a pesar de este difícil contexto- con nuestra tarea de protección, preservación y conservación de este espacio natural único que es la Reserva Natural de Villavicencio”, sostiene Silvina Giudici, responsable de la Reserva, quien afirma que los avistajes de este último tiempo se multiplicaron. Y agrega “seguimos atentos a las medidas que se van implementando en relación a emergencia sanitaria, priorizando la salud de nuestros colaboradores y visitantes, pero también seguimos trabajando para que cuando todo esto pase y reabramos nuestras puertas, los mendocinos y turistas puedan seguir disfrutando de la Reserva”.


Acerca de la Reserva Natural Protegida Villavicencio | www.rnvillavicencio.com.ar  
La Reserva Natural Villavicencio protege 72.000 hectáreas de riquezas históricas, culturales, arqueológicas y biológicas, entre las que pueden hallarse, 256 especies de animales, entre mamíferos, reptiles, insectos y 144 especies de aves y 327 especies de flora. Los patrimonios culturales permiten educar y aprender en el lugar en que acontecieron hechos trascendentes, vivieron personas y se desarrollaron culturas y especies que dejaron y dejan huella. Dentro del territorio de la Reserva encontramos ruinas jesuíticas, como hornillos de fundición; lugares claves de la gesta sanmartiniana como el monumento de Canota, donde se dividió el ejército Libertador; hallazgos de Darwin que datan de 1835, como el bosque de araucarias fósiles, próximo a la Reserva, una rica biodiversidad y el ícono inconfundible de la marca: El Hotel Termas de Villavicencio.

Etiquetado como

Deja un comentario