Norte en Línea - El creciente rol de la mujer en la logística y el comercio exterior

El creciente rol de la mujer en la logística y el comercio exterior

El creciente rol de la mujer en la logística y el comercio exterior
29 Nov
2021

“Seguramente en muy poco tiempo hablar sobre el rol de la mujer en logística y comercio exterior ya no tenga ningún sentido, como sucede en muchas otras actividades donde la participación femenina no representa ninguna novedad. Sin embargo, estas actividades en particular han sido históricamente dominadas por la presencia masculina, algo que afortunadamente hoy está cambiando rápidamente”.

“Desde luego creo en la igualdad de oportunidades, así como también en el valor que es capaz de aportar la diversidad, porque en muchos aspectos hombres y mujeres tenemos miradas y sensibilidades distintas y esto sin dudas representa una gran oportunidad para sumar valor y aportar a la necesaria evolución de la Logística y del Comercio Exterior”, señaló Javier Carrizo, Director de Movant Connection.

Miembros y seguidores de Movant Connection brindaron sus visiones sobre una tendencia que, sin dudas, llegó para transformar definitivamente a estos sectores profesionales.

El valor diferencial femenino
Consultados sobre el aporte particular que ofrecen las mujeres a la Logística y el Comercio Exterior, Any Lolbeh Torres Ixtepan (México), MBA, Especialista en Comercio Exterior, señala que, “Según diversos estudios e investigaciones, las mujeres son un poco más intuitivas y organizadas; lo cual suma a favor de las actividades que se necesitan llevar a cabo para procesos de Logística y Comercio Exterior. Además, las mujeres han buscado con el paso de los años superarse profesionalmente, a través de educación superior, posgrados e incluso actualizaciones en la materia que sea necesaria. Somos soñadoras, y esto permite abrir panoramas y en ocasiones soluciones desde un punto de vista controversial, pero diferente a como puede pensar y resolver una mente masculina”.

Para María Rocío Mendoza Zambrano (Ecuador), estudiante de Comercio Internacional, “El valor diferencial que puede aportar el género femenino creo, sin duda alguna, es el compromiso y la responsabilidad a la hora de gestionar las diversas situaciones planteadas dentro de una organización. Ya que, en base a eso, se puede afrontar cualquier barrera. La participación femenina en dicho ámbito, es idónea al momento de generar ideas, soluciones y diferentes planteamientos para llegar a un mismo objetivo o mismo para generar mejoras dentro de una empresa u organización”.

Sobre el tema, Anaisis Barreiro (Cuba), Especialista en Transporte y Seguro del Comercio Internacional, señala, “La Logística y el Comercio son un campo de oportunidades para el género femenino, que se integra con cierto avance profesional dentro del sector, cumpliendo un buen desempeño y con idoneidad de liderazgo donde sabemos que la presencia masculina se impone por mayoría pero lo cierto es que no creo en un valor diferencial entre géneros, creo en los seres humanos con buena aptitud capaz de realizar grandes aportes tanto en el ambiente laboral como en la vida”.


Por su parte, Iván Esteve (Argentina), Atención al cliente en Freight Forwarder, señala, “Yo opino que el género femenino puede aportar frescura e innovación a los cargos gerenciales dentro de las empresas, y a su vez, un punto de vista distinto al que poseen los hombres dentro de las organizaciones hoy en día”.


Habilidades y competencias
Sobre aquellos aspectos que desde la diversidad suman valor a la Logística y al Comercio Exterior, precisa María Mendoza: “Las competencias y habilidades que son fundamentales para dar beneficios a la Logística y al Comex son, para mí; la capacidad de organización, de toma de decisiones, la capacidad analítica y la inteligencia emocional, por un lado. Todo esto, acompañado de la empatía que se debe generar para poder entender y atender las necesidades de nuestros asociados, clientes y empleados”.

Según Anaisis Barreriro, “Las mujeres poseen habilidades que ameritan confianza, pues como seres sociables demuestran comprensión, capaces de transmitir más abiertamente las emociones aportando en el trabajo un entorno más cálido. Son disciplinadas, organizadas en el trabajo, incluso más que los hombres, profundamente comprometidas y receptivas, concentrándose en cualquier tarea que se les asigne potencializando sus aptitudes y experiencias”.

En la mirada de Iván Esteve, “Las habilidades que tiene la mujer para beneficiar a la logística y el comercio exterior son el carisma, la visión a largo plazo para solventar tareas que surgen en el momento y que generen dudas o inquietudes en el ámbito laboral. Con respecto a las competencias, es probable que exista cierto nivel alto de competencia para desempeñar tareas que actualmente las llevan a cabo los hombres, lo que beneficiaría a las empresas dándoles la posibilidad de decidir quién es mejor para determinado puesto o tarea a cubrir”.

Los desafíos ante una industria en proceso de evolución
Si bien la participación de las mujeres en Logística y Comercio Exterior se encuentra en claro ascenso, existen todavía ciertos obstáculos o dificultades que deben ser superados.

Para Anaisis Barreiro, “Todavía existe un ambiente hostil que establece que los hombres, por estar la logística relacionada con la fuerza, son los más capacitados para liderar, creándose un desafío diario que atenta contra la confianza, donde ‘ellas’ (y me identifico) tienen que demostrar sus conocimientos y defenderlos para lograr respeto en igualdad de género y un apoyo equitativo de sus ideas para el buen funcionamiento en una entidad”.

Iván Esteve señaló que “Los desafíos que tienen que afrontar las mujeres en la industria de la logística y el comercio exterior son: cambiar con el paradigma de las corporaciones mayoritariamente con cargos gerenciales ocupados por hombres”.

En relación a esto, Estefanía Segovia agregó: “Hay que buscar incrementar la participación de las mujeres emprendedoras en la cadena de suministro de la logística. Incluso la ONU reconoce que tienen un papel fundamental en el desarrollo sostenible, aunque muchas hoy en día tienen imposibilidad es de ejercer su rol en el Comercio Exterior. Muchas economías discriminan a las mujeres, hay pocas exportadoras, con una mezcla de obstáculos legales y culturales”.

Deja un comentario