Norte en Línea - Katopodis: “El presupuesto 2021 va a duplicar la inversión en obra pública”

Katopodis: “El presupuesto 2021 va a duplicar la inversión en obra pública”

Katopodis: “El presupuesto 2021 va a duplicar la inversión en obra pública”
22 Sep
2020

Durante un diálogo virtual, el Ministro de Obras Públicas contó los planes de obras del Gobierno Nacional. El objetivo del encuentro fue analizar el desafío demográfico argentino, exponer los planes inmediatos del Gobierno federal y conocer las propuestas de los sectores de alta empleabilidad para el desarrollo.

El encuentro formó parte del ciclo “¿Qué hacemos con el AMBA?” organizado por la Fundación Metropolitana. Además de Gabriel Katopodis, participaron del diálogo: Fabio Quetglas, diputado nacional; Pedro Del Piero, Presidente de la Fundación Metropolitana; Sebastián Mocorrea, Presidente de Argencon, y Gustavo Idígoras, Presidente de CIARA. La moderación estuvo a cargo de Hernán Maurette, Senior Advisor de la consultora LLYC, y Gastón Urquiza, Director Ejecutivo de la Fundación Metropolitana.


Desde el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, Katopodis señaló que “los intendentes y gobernadores deben fijar las prioridades y llegar a acuerdos territoriales y regionales. Es necesario para potenciar e integrar sistemas de gestión de ciudades que no se resuelven a escala local”, agregó. Con una mirada más integral de los problemas y las posibilidades, destacó tres perspectivas fundamentales para repartir los recursos equitativamente: la conectividad (rutas de transporte), la gestión del recurso hídrico (cloacas y acceso al agua) y la infraestructura social del cuidado (hospitales, centros de primera infancia y centros integrales de la mujer). En esa línea, aseguró: “El presupuesto 2021 va a duplicar la inversión en obra pública y el desarrollo de infraestructura productiva y social. Además de las grandes obras, trabajamos a escala metropolitana y municipal para tener una llegada federal”.


Por su parte, Quetglas realizó un análisis del “folklore federal” y la macrocefalia bonaerense. “La región metropolitana no tiene esencialmente un problema urbanístico sino un problema económico y social cuya manifestación externa es urbanística”, subrayó el diputado, quien consideró que “no cambia el AMBA si no cambia la economía del AMBA”. Partiendo del supuesto de que toda persona tiene derecho a elegir dónde vivir, expresó la importancia de que el Estado establezca un régimen de incentivos geopolíticos. “La organización territorial es compleja pero muy importante para una estrategia de desarrollo. En el caso argentino, la concentración en una porción del territorio rompió el equilibrio de una federación”, opinó. Asimismo, resaltó que el federalismo sólo ha funcionado en unos pocos lugares del mundo que tienen dos soportes: largas tradiciones de autogobierno y responsabilidad. A lo largo de los años, la dirigencia argentina intentó “arreglar las consecuencias, y no las causas”, cerró el diputado.


Del Piero sumó al diagnóstico datos demográficos. “La región metropolitana concentra el 39% de la población del país en solo el 0,4% de la superficie nacional. Casi el 70% de la población argentina vive en zonas urbanas de más de cien mil habitantes”, recalcó. A su vez, indicó que el 90% de los habitantes se encuentra en el 9.5% de las 3.311 localidades argentinas. Su plan de gobernabilidad para el AMBA propone incorporar una pluralidad de actores y se basa en cuatro pilares: la política cambiaria, la infraestructura, el empleo calificado y los nudos tecnológicos. “En cualquier escenario de ejes del desarrollo hay una metodología: articulación de decisores, combinación de intereses e incorporación de conocimiento”, resumió.


Desde el sector privado, Mocorrea destacó la gran oportunidad que tiene el país para desarrollar la economía del conocimiento. En primer lugar, definió a la revolución tecnológica como un proceso transversal, que atraviesa toda la economía y que ha creado un nuevo modelo de generación de riqueza. “En Argencon tenemos más de 50 mil puestos de trabajo vinculados a la exportación”, manifestó. Midiendo el valor de la oportunidad nacional, explicó que, de haber crecido al ritmo promedio mundial, en la actualidad la Argentina tendría 100 mil nuevos puestos de trabajo y U$S 4 mil millones más de exportaciones e ingreso anual de divisas. “La variable territorial de la economía del conocimiento es totalmente distinta a otras actividades. No es necesario mudarse de donde uno reside. Esto es un activo a la hora de pensar una estrategia de desconcentración económica”, añadió.

Coincidiendo con sus compañeros de panel, Idígoras propuso “pasar a una Agricultura 5.0 donde se ponga en vinculación el agro con la economía del conocimiento, vinculando las regiones urbanas y rurales”. Además, alegó que el 50% de los emprendedores de Agritech trabajan desde el AMBA. El politólogo observó que los gobiernos piensan en la agroindustria únicamente como una oportunidad para generar divisas, sin hacer hincapié en el empleo, crecimiento y desarrollo territorial equitativo que el sector produce. En cuanto a la región metropolitana, se preguntó: “¿Es el AMBA una solución en si misma?”. A modo de conclusión, determinó que “el agro encuentra que la solución del AMBA es el país”, por lo que busca que el Gobierno cambie el concepto normativo del castigo al incentivo y que promueva la conectividad tecnológica en las zonas rurales.


El próximo martes 28 de septiembre se desarrollará un nuevo encuentro a través del canal de YouTube de la Fundación Metropolitana.


Acerca de la Fundación Metropolitana
La Fundación Metropolitana es una organización de la sociedad civil que trabaja desde el 2000, impulsando procesos de planeamiento participativo para el área metropolitana de Buenos Aires, generando articulación entre actores públicos y privados con el objetivo de mejorar las políticas públicas metropolitanas, e incidiendo en las decisiones a partir de la generación de consensos.

Deja un comentario