Norte en Línea - Día Mundial del Cinturón de Seguridad: evitar siniestros viales es posible
Imprimir esta página

Día Mundial del Cinturón de Seguridad: evitar siniestros viales es posible

Día Mundial del Cinturón de Seguridad: evitar siniestros viales es posible
29 Nov
2019

Desarrollado en la década de 1940 e incorporado como elemento de seguridad estándar desde 1959, el cinturón reduce entre un 40% y 50% las probabilidades de morir en un accidente de tránsito.

El 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial del Cinturón de Seguridad, uno de los elementos más importantes para resguardar la integridad física de conductores y acompañantes de vehículos. La Federación Internacional del Automóvil (FIA) comparte su historia, así como la necesidad de continuar promoviendo su uso en cualquier circunstancia de circulación.


El primer registro de utilización del cinturón de seguridad data de fines de la década de 1940, a partir de una idea desarrollada por Preston Tucker, empresario y diseñador de automóviles estadounidense. Ya en 1956 su invento fue retomado por Ford como opción de equipamiento, mientras que la firma sueca Volvo fue la primera en incorporar el cinturón de seguridad como equipamiento estándar en vehículos de producción masiva en 1959.


A lo largo de los últimos 60 años, el cinturón de seguridad se fue convirtiendo en un recurso esencial: de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, constituye una herramienta de seguridad efectiva que reduce las probabilidades de morir en un accidente de tránsito entre un 40% y un 50% para conductores y pasajeros delanteros, y disminuye la gravedad de las heridas que pueden sufrir en un impacto todos los ocupantes.


En el mismo sentido, un informe publicado por Latin NCAP, programa independiente de evaluación de vehículos nuevos para América Latina y el Caribe, acerca del potencial de la seguridad vial para prevenir muertes y lesiones en América Latina, revela que podrían prevenirse en la región hasta 40.000 muertes de ocupantes de vehículos entre 2016 y 2030 si se implementaran los estándares mínimos de seguridad y, si también se consideran a los ocupantes seriamente lesionados, se estima que hasta 440.000 ocupantes de vehículo muertos y/o lesionados gravemente podrían ser salvados. Desde el punto de vista económico, las reducciones en el número de víctimas permitirían ahorrar hasta 143 mil millones de dólares.


Pese a la contundencia de las cifras, aún hay un largo camino por recorrer, tal como lo refleja un estudio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (2016), el cual resalta que a nivel nacional, sólo el 55% de los conductores utiliza el cinturón de seguridad, proporción que se reduce al 42,8% entre copilotos y al 19,9% entre ocupantes traseros. Si se evalúa el uso de cinturón de los ocupantes según su género y edad, el análisis evidencia que las mujeres y adultos mayores de 36 años se protegen más que los hombres jóvenes. A su vez, cuando los vehículos son conducidos por una mujer, se observa mayor uso del cinturón en el resto de las posiciones.


Respecto a los tipos de cinturones de seguridad, pueden distinguirse los de dos puntos, de común empleo principalmente en aviones y autobuses; el cinturón de tres puntos, aporte desarrollado por Volvo y que se mantiene vigente desde 1959 en todos los automóviles particulares; el cinturón de cuatro puntos, que se emplea en casos puntuales porque es un mecanismo de sujeción de avanzada; el arnés de cinco puntos, que se suele implementar en sillas para niños y en automóviles de competición; y el cinturón en X, que se encuentra en fase experimental y consiste en un cinturón adicional de dos puntos de apoyo que se cruzan formando una "X" con el cinturón convencional de tres puntos de apoyo “Los ocupantes de un vehículo deben comprender que todos los dispositivos de seguridad como airbags y sillas de seguridad que ayudan a evitar lesiones, parten de la base del uso del cinturón. Por otra parte en una colisión del orden de 40 km/h sin el uso del cinturón los ocupantes terminarían lesionados”, detalla Pablo Azorín, Jefe de Seguridad Vial y Medio Ambiente de la FIA Región IV.


“No sólo es clave usar el cinturón de seguridad siempre, sino hacerlo correctamente”, concluye el especialista. En noviembre, la Federación implementó, junto a la compañía de neumáticos Michelín, la campaña #ManejateBien, que tuvo entre sus ejes el concepto “Fashion Belt: Seguridad a la moda” mediante el cual diseñadores crearon una colección de fundas y diseños personalizados para generar conciencia.


A continuación, desde la FIA comparten las recomendaciones principales para utilizar correctamente el cinturón:
• Colocarse el cinturón de seguridad siempre antes de arrancar el vehículo.
• El cinturón no debe pasar sobre objetos como lapiceras, anteojos o teléfono celular, ya que en caso de impacto podrían provocar lesiones.
• El cinturón no debe estar torcido ni doblado: debe permanecer siempre plano sobre el área que está en contacto con el cuerpo.
• Una vez abrochado hay que ajustarlo correctamente al cuerpo.
• La cinta diagonal debe pasar sobre la clavícula, entre el cuello y el hombro por el centro del mismo, nunca sobre el cuello.
• La cinta abdominal debe pasar sobre las caderas, nunca sobre el abdomen.
• En el caso de las mujeres embarazadas, la cinta abdominal debe colocarse lo más abajo posible del vientre para evitar cualquier tipo de presión sobre el abdomen, mientras que la cinta diagonal debe pasar entre los senos y por el costado de la panza.
• Finalmente, en caso de siniestro es imprescindible cambiar todos los elementos vinculados con el cinturón.


Por último, Pablo Azorín agrega recomendaciones sobre el estado de los cinturones de seguridad:
• No deben presentar cortes, roturas las bandas del cinturón.
• El sistema retractor debe funcionar correctamente.
• Comprobar el funcionamiento del mismo mediante un tirón, para verificar que se bloquee ante una desaceleración brusca.
• Debe engancharse con facilidad en la hebilla.