Día de la Educación Vial: la importancia de las políticas públicas respecto de la conducción segura

Día de la Educación Vial: la importancia de las políticas públicas respecto de la conducción segura
05 Oct
2019

El 5 de octubre se celebra el Día de la Educación Vial con el objetivo de promover la importancia del aprendizaje de las normas básicas viales y las consecuencias graves de incumplir las normas, tanto como peatones así como conductores.

Es además un día para recordar la importancia de la educación vial en los más chicos, y el respeto de las normas de tránsito.


Según un estudio de la Federación Internacional del Automóvil para Latinoamérica (FIA Región IV), el 28% de los conductores hace un mal uso del casco: mientras que el 12% de los motociclistas lo utiliza suelto, el 6% lo lleva golpeado. A su vez, uno de cada diez directamente maneja sin casco, el 16% circula sin luces y el 15% sin espejos.


Además, el estudio indica que hoy cuatro de cada cinco niños no son trasladados en forma segura en los automóviles. Esto implica que viajan sin sistemas de retención infantil que los protejan, como son los elementos denominados ‘huevitos’, butacas o boosters.


Otro de los aspectos a trabajar es la necesidad de actualizar las normativas vigentes en relación a la velocidad, el uso del casco, la ingesta de alcohol, la utilización del cinturón, y la forma en la que viajan los ocupantes en el vehículo. En este sentido, a principios de julio, en la Ciudad de Buenos Aires la Dirección de Tránsito actualizó el examen teórico para obtener la Licencia de Conducir: se elevó el número de preguntas de 750 a 1.866 con cambios también en el concepto de los interrogantes. Además de los conocimientos de rigor, se consulta sobre temas de coyuntura vial y contextos de resoluciones en determinadas situaciones.


“Es un punto clave a tener en cuenta, ya que con la incorporación de los nuevos vehículos en el mapa de la Ciudad, como los colectivos, las bicicletas, y los monopatines eléctricos, las normas exigen una continua revisión y la atención de los conductores debe ser cada vez más detallista”, asegura Leandro Perillo, Jefe de Políticas Públicas de la FIA Región IV.


Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que anualmente mueren alrededor de 1,3 millones de personas, lo que representa más de 3.500 muertes por día en el mundo. En el plano local, Argentina ostenta uno de los índices más altos de mortalidad producida por accidentes de tránsito, con más de 20 muertes por día que llegaron a los 7272 fallecimientos en el año 2018 y 120.000 heridos de distinto grado, además de cuantiosas pérdidas materiales que se estiman en unos 10.000 millones de dólares por año.


En este sentido, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) brinda algunos consejos al respecto.


Para los conductores:
– Chequear frenos, amortiguación, luces, estado y presión de las cubiertas en un taller mecánico.

– Descansar al menos ocho horas la noche anterior.

– Tener a mano los elementos de seguridad: matafuego vigente y cargado, siempre cerca del conductor y sujeto para evitar accidentes, y balizas triangulares.

– Circular siempre con las luces bajas encendidas.

– Es importante destacar que todos deben llevar cinturón de seguridad y respetar el número de pasajeros que permite el vehículo. En el caso de los niños, llevarlos siempre en los asientos traseros. En caso de transportar mascotas, las mismas deben ir sujetas con un arnés o una jaula fija.

– Evitar dejar objetos sueltos en el habitáculo del vehículo. Frente a una frenada brusca o una colisión, estos elementos pueden provocar lesiones graves e irreversibles para quienes viajan.

– El conductor debe estar atento al camino y a la conducción, evitando el uso de celulares.

– Los motociclistas deben utilizar casco, indumentaria de protección y ropa reflectiva. Es importante recordar que ante un golpe leve es aconsejable cambiar el casco, dado que su estructura pudo haber sufrido un daño interno.

-Respetar siempre la prioridad de paso y no estacionar en lugares prohibidos como las rampas para discapacitados o las paradas de transporte público.

-Realizar las maniobras con suficiente antelación, haciendo uso de las luces de giro y la bocina en caso de que se intercepte un peatón.

-Aumentar la atención al circular cerca de colegios, plazas o lugares de gran concurrencia de peatones.


“Así como los conductores deben tener en cuenta estos consejos, también los peatones pueden aportar su esfuerzo para mejorar la convivencia en la Ciudad”, asegura Leandro Perillo, de la FIA. En este sentido, algunas recomendaciones son:

-Evitar el uso de dispositivos electrónicos que puedan provocar distracciones en la vía pública

-Cruzar siempre por las esquinas, sendas peatonales y puentes.

-Mantener el contacto visual con los conductores, para observar si han notado la presencia del peatón.

No ingerir alcohol, medicamentos, ni alimentos que reduzcan los reflejos durante la conducción es una recomendación que parece saldada, pero es una de las causas más frecuentes de accidentes.


Para una adecuada implementación de políticas y acciones en seguridad vial, es importante contar con un sistema confiable de datos e indicadores que contribuyan a la toma de decisiones.

Deja un comentario