Norte en Línea - De la mano de New Holland, estudiantes universitarios de Córdoba fortalecen su formación

De la mano de New Holland, estudiantes universitarios de Córdoba fortalecen su formación

De la mano de New Holland, estudiantes universitarios de Córdoba fortalecen su formación
09 Dic
2021

Recientemente, las Facultades de Agronomía de la Universidad Nacional de Villa María y la Universidad Católica de Córdoba adquirieron tractores de la marca para prácticas, investigaciones y producciones propias.

New Holland Agriculture, marca perteneciente a CNH Industrial, se destaca con su planta ubicada en Ferreyra, localidad perteneciente al cordón industrial de Córdoba, en la fabricación de una completa gama de tractores. Esta planta es distinguida por la calidad de sus equipos, su innovación en sus procesos productivos, y por el compromiso y profesionalismo de sus colaboradores.

En esta ocasión, dos importantes y reconocidas universidades de la provincia adquirieron, a través del concesionario Bartolomé Cerutti, tractores de la marca para las tareas de formación e investigación de los futuros profesionales del sector agro-ganadero.

Un hito para Villa María
Carlos Berra, Secretario de Investigación y Extensión del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), comenta sobre la adquisición del tractor New Holland TT4 y su importancia para la Universidad: “Esto es un hito para nosotros, un punto de inflexión para la UNVM. A los docentes nos permite contar con maquinaria que es elemental para el campo y a los estudiantes les brinda la posibilidad de conocer y utilizar equipos de punta. Además, también tenemos un grupo muy grande de investigadores de alimentos y ambiente que trabajan con el CONICET y este tractor les será de mucha utilidad”.


La Universidad de Villa María tiene un predio con aproximadamente 70 hectáreas de campo donde estudiantes de distintas asignaturas o espacios curriculares (principalmente de carreras de Agronomía, Veterinaria o Ambiente y Recursos Renovables) realizan trabajos.

“Los estudiantes no solo van a aprender sobre el uso de maquinaria, sino también sobre herramientas de agricultura de precisión y producción sustentable. En estas tierras, nuestro objetivo es realizar cultivos 100% orgánicos, disminuyendo el uso de químicos que puedan afectar al ambiente. Todo esto siempre apuntando a que sirva para trabajos de formación”, agrega Berra.

A través de una importante inversión para la Institución, es la primera vez que la UNVM podrá contar con un tractor propio. Hasta el momento, cuando era necesario realizar tareas con este tipo de equipos se contrataba a trabajadores externos o se hacían de forma manual.

“Los chicos y chicas van a poder subirse al tractor, conocerlo, manejarlo, aprender cómo se engancha una máquina y eso es fundamental, achicar la brecha entre lo que se aprende en los libros y lo que efectivamente se hace en un campo”. cuenta Berra.

El campus de la Universidad de Villa María cuenta además con su propia huerta y el nuevo TT4, que será de gran utilidad para seguir adelante con estos trabajos y mejorar su producción.

“Optamos por New Holland por muchas razones, porque es una buena marca con gran calidad en sus equipos, por la relación precio-calidad y principalmente porque tenemos un servicio de posventa muy cercano, ya que el concesionario Bartolomé Cerutti se encuentra en la misma ciudad. Esto nos garantiza asesoramiento, seguridad y, en el caso de necesitarlo, repuestos oficiales al alcance”, finaliza Berra.

Producción propia para la Universidad Católica
Por otro lado, la Universidad Católica de Córdoba (UCC) ubicada en la ciudad capital de la provincia, sumó un tractor New Holland T7.260.


A diferencia de otras instituciones, la UCC posee un campo con producción agro-ganadera propia donde se siembran en unas 7 mil hectáreas, diferentes cultivos como soja, maíz y sorgo.


Javier Lozano, encargado de los campos de la Universidad, comenta sobre la importancia de sumar el T7 a su flota y el trabajo que realizan para la educación de los estudiantes: “Nosotros hacemos producción y todo lo producido en los campos es destinado a becas de grado, posgrado y equipos de investigación. Lo que se produce se invierte en la misma institución, se retroalimenta. Es así como pudimos comprar esta gran máquina”.

“Los estudiantes de agronomía tienen los campos cerca, los pueden visitar y ver cómo se siembra, cómo se maneja el piloto o cómo se regula la densidad de siembra. Es enriquecedor para todos”, finaliza Lozano.

Deja un comentario