Norte en Línea - ¿Cuáles son las 7 predicciones de viaje de Booking.com para el 2024?

¿Cuáles son las 7 predicciones de viaje de Booking.com para el 2024?

¿Cuáles son las 7 predicciones de viaje de Booking.com para el 2024?
08 Ene
2024

La investigación más exhaustiva de la plataforma digital líder en viajes prevé que el turismo será el principal estímulo de las personas en el próximo año. Entre las tendencias más relevantes aparecen el gastroturismo, el turismo del sueño, la sirenomanía y el ecoturismo.

Entre los datos más destacados de la comunidad viajera argentina aparece un importante interés por los destinos de agua y el inventarse historias cuando se conoce a otra gente.


El trabajo también permitió conocer algunos datos relacionados con el bolsillo de los argentinos: el 37% planea elegir un destino para visitar en el 2024 donde el costo de vida sea menor al del lugar donde viven (¿lo encontrarán?) y el 40% de los padres sacará a los chicos de la escuela, durante unos días, para viajar en temporada baja y hacer rendir mejor el presupuesto.


A medida que entramos en los últimos meses del año y aparece en el horizonte el 2024, el entumecimiento y el desapego surgen como resultado de la crisis permanente que incluye el aumento en el costo de vida y el cambio climático. En todo el mundo, la gente ya no quiere saber más nada sobre las noticias y los eventos locales para tomarse un respiro muy necesario.


Aunque en años anteriores el turismo era un medio para escapar de la rutina, Booking.com comparte una investigación que muestra que los viajes dan vida en 2024, ya que el 83% de los argentinos reveló que se siente con más vida que nunca cuando está de vacaciones, y el 68% quiere sentirse en “modo vacaciones” cuando vuelve a su rutina diaria. Eso es porque el 71% también cree que muestra su mejor versión cuando viaja.

Para entender cómo el turismo va a sacar a las personas del piloto automático de sus rutinas e impulsarlas hacia una vida mejor, Booking.com encargó una investigación que contó con la participación de más de 27.000 personas en 33 países y territorios (entre ellos Argentina). Los resultados se complementaron con los datos de la plataforma digital líder en viajes y así surgieron las siete predicciones de viajes para 2024.


1. Entusiastas de los alter ego
En el 2024, la comunidad viajera argentina se va a sentir más viva al crear un alter ego épico en sus vacaciones, ya que el 28% inventa historias cuando conoce a otras personas en sus viajes. A estos entusiastas de crear sus alter ego les encanta la emoción de encarnar una versión 2.0 de sí mismos y se esfuerzan por imaginar su mejor versión. El 70% disfruta del anonimato que viene de la mano de los viajes y la oportunidad de reinventarse.

La idea de que las personas cambian de personalidad cuando viajan para sentirse más vivas se confirma aún más con el 71% de los argentinos que siente que está en su mejor versión durante sus vacaciones, que puede dejar atrás sus inhibiciones y abrazar nuevos aspectos de su personalidad. Además, el 44% incluso pagaría para alquilar un auto mejor que el que tiene en casa para disfrutar a pleno de su mejor versión. Además, el 58% de la comunidad viajera argentina se siente como el protagonista de una película cuando viaja, como las estrellas de su propia vida.

2. Vacaciones más frescas - Sirenomanía
El 40% de los argentinos dijo que el cambio climático afectará la forma en que planea sus vacaciones en el 2024 y el 69% cree que, a medida que las temperaturas aumentan en su zona, va a usar sus vacaciones para refrescarse en otros destinos.

Este efecto se relaciona con el aumento pronosticado de los viajes centrados en el agua para apaciguar el calor y que, además, ayudan a las personas a olvidarse de sus preocupaciones. El 84% de la comunidad viajera argentina está de acuerdo con que estar cerca del agua brinda una sensación de relajación y al 44% le interesa hacer unas vacaciones acuáticas en el 2024. Como las personas se tiran de cabeza a las escapadas acuáticas, hacer una inmersión consciente en el agua se va a convertir rápidamente en la próxima versión convencional de la meditación, en donde se unen nadar en aguas salvajes y el método de la terapia de hielo (viralizado por Wim Hof). Esta forma de turismo de bienestar revitalizante va a impulsar el crecimiento del yoga flotante, los baños con sonidos acuáticos y la meditación en la nieve, así como el auge de los retiros con terapia de hielo, los hoteles bajo el agua y “sirenomanía”, donde el agua no es más algo secundario sino el evento principal.

3. En busca de soltar el control
Cada vez más, la comunidad viajera quiere dejarse llevar por las sorpresas, explorar lo desconocido y aventurarse en un territorio inexplorado durante sus vacaciones. El 46% de los argentinos encuestados dice que reservará un viaje sorpresa en donde todo, incluso el destino, es desconocido hasta la llegada. En contra de una vida cotidiana monótona y con intención de evitar activamente las experiencias tan prefabricadas, la comunidad viajera argentina aventurera del 2024 quiere evitar las vacaciones homogéneas. El 59% prefiere aventurarse en algún lugar fuera de lo común y el 33% busca viajar con gente desconocida.

Estas personas, con carpe diem como lema de vida, dejan atrás la planificación rigurosa y tiran los dados para definir encuentros y experiencias casuales, en su búsqueda por soltar el control y descubrir el arte de dejarse llevar. El 57% quieren no tener planes establecidos antes de viajar en el 2024 para poder ir a donde los lleve el viento, mientras que el 76% prefiere viajar con planes más flexibles para poder cambiar de dirección según lo que les parezca mejor en el momento.

La industria del turismo ya está respondiendo con rapidez: hay servicios tecnológicos flexibles que le permiten a la comunidad viajera cancelar, cambiar de planes, y comprar ahora y pagar después con solo apretar un botón. La Inteligencia Artificial, que tuvo su estallido en 2023 y ya se materializó en el planificador de viajes con IA de Booking.com, va a ser de uso común en 2024. El 49% de los argentinos dice que confiaría en la IA para que les planifique un viaje. A nivel generacional, el 49% de la generación boomer y el 20% de la generación silenciosa finalmente se rindieron ante la IA para que los ayude a planificar sus viajes en el próximo año.

4. Excavadores de la gastronomía
En 2023, los arqueólogos de la comida van a excavar en lo profundo de las raíces de los alimentos en sus vacaciones para desenterrar nuevos tesoros culinarios. Al 60% de los argentinos le interesa más que antes aprender sobre los orígenes de los manjares típicos del destino. Los excavadores culinarios se inclinan por las tendencias alimentarias de la próxima generación para preservar la verdadera artesanía de los platos tradicionales. Se apoyan en el “gastroturismo” para conocer la historia, la geografía y los productos singulares que hacen única a la cocina que despierta todos los sentidos.

El 78% quiere probar la gastronomía originaria en el 2024 y la comunidad viajera argentina busca aquellos sabores que son parte del patrimonio para poner el poder en manos de las personas menos representadas y descubrir así los secretos de las culturas que quizás se perdieron o se olvidaron en otras partes del mundo. Se espera un aumento en las experiencias originarias que llevan a las personas por caminos que cuentan la historia detrás de los platos que se sirven, lo que traería orgullo e ingresos a las comunidades en todo el mundo.

5. Retiros renovadores
La inestabilidad global genera complicaciones en la vida cotidiana y el mundo se encuentra en constantes crisis. Por eso, la comunidad viajera, cansada, reserva viajes con el objetivo de mejorar en el fuero personal para volver a la vida que realmente quiere. La nueva era del turismo del sueño, por ejemplo, le da la bienvenida a los conserjes del sueño y la tecnología de punta para responder al 51% de los argentinos que quiere viajar en 2024 solo para concentrarse en cerrar los ojos sin interrupciones.

Para quienes tienen la costumbre de dormir sin compañía, el 33% de la comunidad viajera local se haría tiempo para unas vacaciones de búsqueda de pareja o amante, mientras que el 32% se enfocaría en unas vacaciones para olvidar a su ex. Por el contrario, para quienes están en una excelente relación, el 23% quiere profundizar esa conexión con su pareja y esa es su prioridad principal al viajar en 2024. Por otro lado, para aquellos padres cada vez más agotados, es sorprendente que buscan consuelo en unas vacaciones completamente individuales. El 62% planea viajar sin acompañantes en 2024, dejando a sus hijos y a su pareja para priorizar su vitalidad.

Con la idea de tomar el impulso para reinventar su vida “real” aún más, el 47% de los viajeros argentinos reveló que el estilo de vida despojado de las comunidades rurales y originarias, en donde la autosuficiencia es un estilo de vida, resulta atractivo para el 2024. Más allá de volver a los orígenes, el foco está en un mejor equilibrio con la naturaleza y el clima para reiniciar la rutina de casa.

6. Lujos a la carta
A raíz de la crisis del costo de vida y las tendencias tradicionales de esconder la riqueza del 2023, la comunidad viajera del 2024 va a usar trucos de ahorro para reducir costos, pero va a llevar sus vacaciones al siguiente nivel con lujos a la carta para vivir como ricos, aunque sea por un instante. Estas personas que eligen el lujo quieren parecer adineradas y borran la realidad de tener que hacer sacrificios financieros, pero detrás de cámara se obsesionan con los gastos transparentes y con la confección de itinerarios de viaje asequibles con la ayuda de su cómplice de viajes, la IA. De hecho, el 58% de la comunidad viajera argentina quiere información y consejos de la IA durante sus vacaciones para mejorar la experiencia con sugerencias de adicionales y ofertas, a tan solo un movimiento de los dedos.

Además, el 37% de los argentinos planea elegir un destino para el 2024 en donde el costo de vida sea menor al de su ciudad, mientras que viajar más cerca de casa también es un atractivo para quienes buscan unas vacaciones con lujos por menos dinero para reducir costos en 2024 (34%). El 54% además están dispuestos a pagar pases diarios para usar las amenities de los hoteles de cinco estrellas en vez de alojarse ahí. Y el 40% de los padres argentinos planea sacar a sus hijos de la escuela y llevarlos de vacaciones fuera de la temporada alta para aprovechar más el dinero en el 2024.

7. Estética responsable
Hace un tiempo, las palabras “sustentable” y “estilo” no eran necesariamente sinónimos y el término “ecoturismo” daba la idea de campamentos primitivos. El diseño y la conciencia confluyen con el turismo en 2024, y abren nuevas puertas inspiradoras para la comunidad viajera que quiere tomar decisiones más conscientes y responsables, no solo para una escapada, sino como un estilo de vida.

Se terminaron los días en donde el confort y el diseño excepcional se asociaban solamente con el exceso y la extravagancia, con un movimiento creciente de hoteles y otros alojamientos únicos que ofrecen respuestas originales y a la vez estéticamente agradables a los grandes desafíos ambientales y sociales. Esta comunidad viajera argentina prudente busca una arquitectura sorprendente que cuente con características ambientales. De hecho, el 49% busca alojamientos que tengan una cualidad admirable de innovación sustentable, mientras que el 56% quiere ver la sustentabilidad en acción, y el 69% quiere ver el exterior dentro de los alojamientos, con espacios verdes y plantas, cuando está de vacaciones.

En el 2024, a cambio de contribuir con los esfuerzos de conservación, los itinerarios sustentables van a ofrecerle a la comunidad viajera acceso exclusivo a los lugares que ayudan a la preservación, de la forma más consciente y responsable posible. Al 67% de los viajeros argentinos le interesan las aplicaciones de viajes sustentables en donde pueden obtener beneficios, como experiencias con personas locales en lugares alejados (42%) o visitas a puntos remotos en los que hay un acceso limitado para turistas(46%). Estas personas nos recuerdan que es posible llevar a casa la sensación de estar de vacaciones y, también, las ganas de tener un propósito para sentir una conexión más fuerte con el ambiente y las comunidades que nos rodean cuando volvemos a nuestro hogar.

Deja un comentario