Norte en Línea - Con la asistencia del can Tyler, se incautó un cargamento de cocaína escondido en encomiendas de ojotas sapito
Imprimir esta página

Con la asistencia del can Tyler, se incautó un cargamento de cocaína escondido en encomiendas de ojotas sapito

Fue por un procedimiento de la Gendarmería Nacional; también se decomisó coca en estado natural.

La “Operación Sapito Blanco” comenzó cuando el personal de la Gendarmería Nacional dio la voz de alto a un micro de larga distancia en la provincia de Salta. Proveniente de la ciudad de Orán, su destino final era la capital mendocina. Así, en el marco de un control vehicular ordenado por el Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich, se incautaron casi 15 kilos de cocaína que, envueltos entre ojotas del tipo sapito, eran transportados en la bodega de equipajes.

“Contamos con el esfuerzo diario de efectivos que están capacitados para detectar este tipo de maniobras. Trabajamos para dotarlos de las mejores herramientas con el objetivo de que puedan desplegarse tanto en los principales corredores como en terrenos de difícil acceso”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Los efectivos del Escuadrón Salta de la Gendarmería Nacional –institución que comanda Gerardo Otero- contaron con la asistencia invalorable de Tyler, un can antinarcóticos de la fuerza que fue especialmente entrenado para el hallazgo de estupefacientes. De esta forma, rápidamente dieron cuenta de la existencia de sustancias ilegales entre las encomiendas que se trasladaban en un ómnibus de la empresa Flecha Bus que circulaba por un camino alternativo próximo a la Ruta Nacional 81.

En primer lugar, los uniformados percibieron un fuerte olor en la bodega. Rápidamente detectaron de dónde provenía: había cuatro paquetes con mercaderías que, en realidad, acondicionaban hojas de coca en su estado natural. A continuación, siguiendo el protocolo de actuación diseñado en el programa “Argentina sin Narcotráfico”, se profundizó la requisa sobre el resto de las encomiendas.

Fue entonces cuando resultó clave el apoyo de Tyler. El perro reaccionó ante tres cajas en las que se acumulaban ojotas tipo sapito. En el medio de los calzados se hallaron 14 panes de cocaína de distintos tamaños. Las pruebas de rigor arrojaron un peso total de 14 kilos 680 gramos, en tanto que se incautaron también 2500 gramos de hojas de coca.

Este procedimiento se desarrolló dos días después del operativo “Narco Encomiendas”, en el que la misma Sección Seguridad Vial “Cabeza de Buey” decomisó casi 13 kilos de cocaína. También con la ayuda de Tyler, fue tras inspeccionar un ómnibus que había salido desde Salvador Mazza hacia la provincia de Córdoba.

Intervino el Juzgado Federal de Salta, a través de la Secretaría Penal N° 4 de González Ferreira Sola. Asimismo, se instruyó a las fuerzas federales para que profundizaran las tareas de inteligencia criminal tendientes a dar con todos los responsables de las maniobras.