Porqué es importante mantener nuestro cuerpo libre de subluxaciones vertebrales

Porqué es importante mantener nuestro cuerpo libre de subluxaciones vertebrales
13 Abr
2018

La columna vertebral es para la quiropraxia lo que le permite al ser humano que el organismo funcione al 100% de sus capacidades. Alojada en la espalda y segmentada en 5 grupos de vértebras -cervicales, dorsales, lumbares, sacro y cóccix- es la clave para gozar de una salud plena.

Una columna correctamente alineada, sin subluxaciones vertebrales, es fundamental para que haya una excelente comunicación en el sistema nervioso central, que es el órgano que controla y coordina el funcionamiento de todo el cuerpo. Cuando hay alguna interferencia en el sistema nervioso, se produce el mal funcionamiento de un órgano, tejido o célula lo que provoca diversos síntomas y afecciones, que pueden manifestarse en cualquier parte del cuerpo que habitualmente no se relacionaría con la correcta alineación de la columna.

En tal sentido, la espalda es la zona del cuerpo fácilmente reconocible donde reside la columna; especial y verdadero eje que rige todo el organismo y que aloja al sistema nervioso central, el cual está compuesto por el cerebro, médula espinal, 48 nervios principales, numerosos nervios secundarios y sus ramificaciones a lo que se suman las 33 vértebras, segmentadas en cervicales, dorsales, lumbares, sacro y cóccix.

Cervicales
En el primer tramo de la columna, se ubican las 7 vértebras cervicales donde están todas las terminaciones nerviosas que influyen en el correcto funcionamiento de la operatoria mental, como epilepsia, dolores de cabeza, jaqueca, nervios, insomnio, cansancio crónico, mareos y vértigos por nombrar sólo algunas de las más habituales.

Luego, el segundo grupo de vértebras cervicales concentra las terminales nerviosas que administran el funcionamiento de las alergias y otras afecciones paranasales, sordera y oídos, padecimientos de los ojos y también ciertos casos de ceguera.

También, hasta el inicio de los hombros aproximadamente, las cervicales coordinan la gran mayoría de enfermedades relacionadas con las vías aéreas superiores (catarros, resfríos, anginas y dolores de garganta, etc.)

Claramente, la correcta alineación de las vértebras cervicales es esencial, prioritaria y fundamental para la salud. El Doctor en Quiropraxia, Diego Mellino, explica: cada día son más las personas que descubren cómo la quiropraxia crea un organismo saludable, flexible y mucho más resistente a enfermedades y al impacto del estrés; algo que nos afecta a todos.


Dorsales
Ya en la parte central de la espalda, se ubican las 12 vértebras dorsales que impactan directamente en el normal y óptimo funcionamiento de los órganos con los cuales están ligados por su cercanía. Por ejemplo, los pulmones, el corazón, el estómago, hígado, vesícula, intestinos, problemas renales, ciertos tipos de esterilidad, reumatismo y artritis, diabetes y, aunque parezca difícil de relacionar, afecciones de la piel como psoriasis, acné, eczemas, dermatitis y otras dolencias similares.

Justamente, la quiropraxia tiene un enfoque muy claro en cuanto a la prevención y el cuidado de una columna como un hábito cotidiano y natural por lo que todo ser humano debe chequear su columna con regularidad desde el nacimiento.


Lumbares
Ya llegando a la cintura y casi al final de la espalda, se ubican las 5 vértebras lumbares que nuevamente están directamente unidas al perfecto funcionamiento de los órganos vecinos. Es así como si hay subluxaciones vertebrales en esta zona, se puede padecer estreñimiento, hernias, apendicitis, problemas de la vejiga, dolores y afecciones menstruales: tan habituales en la mujer, los cuales suelen ser tomados como normales, cuando en realidad no deberían serlo.

También impotencia, ciática, lumbago, dolores de rodilla, calambres, várices y dolores en las piernas, pies fríos, tobillos hinchados, etc.


"Una vez más vemos cómo síntomas y dolores que creemos específicos de una zona están relacionados con la correcta alineación de la columna. Si no corregimos las subluxaciones, los calmantes y otras vías de alivios son pasajeros. La quiropraxia destraba la subluxación, devuelve la vértebra a su posición correcta y todo el sistema nervioso central vuelve a estar perfectamente intercomunicado, desde la cabeza hasta los pies".

Finalmente, llegando a la zona del sacro y del cóccix, el final de la columna humana, las afecciones están relacionadas a temas sacro-linfáticos, curvaturas de la espina, hemorroides, prurito y dolor al sentarse.


Cambiar el enfoque sobre salud y enfermedad
Generalmente, la gran mayoría de casos que acuden a un centro quiropráctico llegan por consultas sobre problemas de espalda, dolores de cabeza, cuello y hombros, así como hernias discales, vértigos y mareos. Lo novedoso, es que para la persona que inicia el cuidado quiropráctico, muchas otras cosas van mejorando al mismo tiempo. Esto es porque la quiropraxia no trata los síntomas, sino que normaliza la función del sistema nervioso en general y por eso se ven clínicamente mejorías con una amplia gama de enfermedades y síntomas. De hecho, esta práctica no trata ninguna enfermedad, sino que la mejoría llega porque el cuerpo recupera su FUNCIÓN correcta. En el más puro sentido lógico, la enfermedad es disfunción y la salud es Función.

La quiropraxia toma un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que, si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios.

La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aún más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida.


Más en www.laclinicadelacolumna.com 

Etiquetado como

Deja un comentario

Comentario a la espera de aprobación.