Estudio de Philips revela que las tecnologías de salud conectada no están siendo aprovechadas al máximo

Estudio de Philips revela que las tecnologías de salud conectada no están siendo aprovechadas al máximo
07 Dic
2017

La mayoría de las personas que actualmente utilizan estas tecnologías son aquellas que tienen una condición médica.

Solo el 1% de profesionales de salud consideran que las tecnologías interconectadas de salud son utilizadas en cuidados preventivos

 

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHIA), líder mundial en tecnología de la salud, lanzó a principio de mes su segundo Índice del Futuro de la Salud. El estudio, realizado por primera vez en Argentina, reveló hallazgos interesantes sobre la adopción, uso y conocimiento de los argentinos respecto a las tecnologías interconectadas de salud.

 

Según el estudio una gran parte de argentinos con condiciones médicas existentes tienen más probabilidad de haber utilizado tecnologías interconectadas de salud y alrededor de dos terceras partes (59%) de los argentinos que usan estas tecnologías han compartido los datos con su profesional de la salud en el último año. El 67% de los encuestados afirmó saber cuándo deben compartir sus datos de salud con el médico y el 64% sabe interpretar los resultados que la tecnología ofrece. Los indicadores más compartidos son relacionados al peso, presión arterial y salud bucal.

 

Si bien tanto la población en general como los profesionales de la salud están de acuerdo en que la tecnología interconectada relacionada a la medición y el seguimiento de aspectos de salud es importante para la prevención de problemas médicos, solo el 1% de los profesionales de la salud creen que estas tecnologías siempre son utilizadas por pacientes que están sanos y que no tienen ninguna condición médica. Esto se debe posiblemente a que solo una cuarta parte de la población (24%) considera que tiene conocimiento de las tecnologías disponibles para monitorear su salud.

 

“En el sector de la salud, el aporte de la tecnología es esencial para elevar la esperanza de vida de las poblaciones ofrecer diagnósticos más precisos y hacer posibles tratamientos más eficaces de distintas enfermedades”, dijo Carlos Emilio Alvarez, CEO para Royal Philips en Argentina. “Sin embargo, las tecnologías deben ser aprovechadas en todas las etapas de la salud, incluyendo cuidados preventivos, para mejorar resultados y reducir costos; y en este punto las tecnologías interconectadas de salud ofrecen un gran potencial.”, adicionó.

 

Si aquellas personas que actualmente están sanas, no están utilizando, compartiendo o tienen conocimiento sobre estas tecnologías, ¿qué significa esto para la integración futura del sistema de salud argentino?

 

Un hallazgo importante que reveló el estudio es que la puntuación de la realidad en el país respecto a la integración del sector de salud está por debajo del promedio de los 19 países encuestados (5.4 frente a 24.1, respectivamente).
Las tecnologías interconectadas de salud hoy son un factor clave para el mejoramiento de los sistemas de salud tanto a nivel mundial como en Argentina y existe una oportunidad significativa de elevar su uso de dentro del sector a través de mayor educación temprana para la adopción, pero también de inversión. Esto podría crear sistemas de salud más sustentables donde se brindará una mejor atención a un menor costo.

 

El Índice del Futuro de la Salud 2017, iniciativa impulsada por Philips, encuestó a más de 33,000 personas de 19 países sobre cómo están posicionados para satisfacer los desafíos de salud mundial a largo plazo a través de la adopción e integración de tecnologías interconectadas de salud.

 


Acerca de Royal Philips
Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHIA) es una empresa líder en tecnología de la salud, enfocada en mejorar la salud de las personas y en permitir mejores resultados a través del contínuum de la salud desde una vida saludable y prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y cuidado en el hogar. Philips aprovecha la tecnología avanzada y los profundos conocimientos clínicos y las perspectivas de los consumidores para ofrecer soluciones integrales. La empresa con sede en Holanda es líder en diagnóstico por imágenes, terapia guiada por imágenes, monitoreo de pacientes e informática de la salud, así como en salud del consumidor y cuidados en el hogar. La cartera de tecnología de salud de Philips reportó ventas en 2016 por EUR 17.4 mil millones y emplea a aproximadamente 73,000 colaboradores con ventas y servicios en más de 100 países. Para más noticias de Philips visite www.philips.com/newscenter 

Etiquetado como

Deja un comentario