Día Mundial del Lupus

Una enfermedad prácticamente invisible a los ojos de los médicos y de la sociedad.

Como todos los años, el 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus, con el objetivo de promover la visibilidad y el conocimiento sobre la patología y sus implicancias. Aunque es considerada una enfermedad poco frecuente, el lupus constituye un problema sanitario global, es una enfermedad que puede generar lesiones irreversibles y afecta a cinco millones de personas en el mundo (tiene una prevalencia de entre 40 y 100 de cada 100.000 personas). Las mujeres en edad fértil son más propensas a contraerla, pero también afecta a hombres, niños y ancianos.

Se trata de una patología autoinmune y crónica cuya causa aún se desconoce. A menudo, es descripta como una enfermedad “invisible”, dado que tiene períodos de brotes y de remisión, y los síntomas varían con el correr del tiempo, lo cual dificulta su diagnóstico. Los más comunes son fatiga debilitante, fiebre alta, dolor de articulaciones, caída del cabello y dificultades respiratorias. En muchos casos, la enfermedad afecta más de un sistema de órganos, incluyendo los riñones, el corazón, los pulmones y el cerebro, y puede asociarse a complicaciones médicas incapacitantes y mortales.

A pesar de tratarse de una enfermedad grave, aún no se ha encontrado una cura. Los especialistas coinciden en que es ideal un tratamiento que incluya el diagnóstico temprano y el cuidado médico experto. En el informe “El Lupus no reconoce fronteras”, el Dr. Paul R. Fortin, Investigador en Quebec Research Center de Canadá, explicó: “Debemos intervenir temprana y agresivamente para controlar la enfermedad. Si se demora el tratamiento, la inflamación puede producir un daño a los órganos, éstos pueden perder su función y puede ser irreversible; es algo muy peligroso”. El tratamiento debe focalizarse en reducir la actividad de la enfermedad y minimizar los brotes para prevenir el daño permanente de los órganos.


El lupus implica el desafío de trabajar para lograr los mejores tratamientos, realizando investigación y generando políticas que den apoyo a los pacientes. Además, las familias, grupos sociales e incluso los profesionales médicos suelen desestimar las múltiples manifestaciones de la enfermedad. Por eso, es fundamental la difusión a la sociedad para que el impacto emocional en los pacientes sea menor. En este sentido, la presidente de la Asociación Lupus Argentina (ALUA), Teresa Cattoni, expresó: “Es importante empoderar a pacientes y familiares para concientizar acerca de los síntomas y el proceso de la enfermedad, para que puedan adherir a los tratamientos, tener un mejor diálogo con sus médicos y así encuentren la mejor forma de convivir con el lupus”.

Aunque existen trabajos de investigación y tratamientos eficaces, es importante continuar promoviendo la concientización y comprensión respecto a la enfermedad y, el Día Mundial del Lupus, es un motivo para trabajar en mejorar la calidad de vida de todos los pacientes.

Etiquetado como

Deja un comentario

Comentario a la espera de aprobación.