Un convento desde donde mirar Roma

Un convento desde donde mirar Roma
11 Jun
2018

Aldrovandi Villa Borghese pertenece al exclusivo portfolio de Mytha Hotel Anthology, con propiedades en Italia, Croacia, Turquía y España. Para Roma se trata de un centro histórico desde donde vivir la ciudad con arte puertas adentro.

Cerrar los ojos e imaginar despertarse en la ciudad de los sueños, donde todo la belleza está al alcance de la mano: una mezcla única de rico patrimonio, historia, moda, cultura, extraordinarias experiencias culinarias y actividades emocionantes.


Comenzar el día dando un paseo por el corazón verde de Roma, donde se puede respirar el aire fresco durante una caminata o visitar los museos y galerías de arte más interesantes. Abrir los ojos a esta es la realidad es una de las tentaciones del Aldrovandi. Está perfectamente ubicado en el pulmón verde de Roma, los Jardines de Borghese, a pocos minutos de lugares históricos como la Via Veneto y la Plaza de España. Su ubicación verde y tranquila ofrece una alternativa serena a pocos pasos de algunos de los principales museos de la ciudad, como la Galería Nacional de Arte Moderno y la Galería Borghese.

El parque es una tradición para los romanos. Es apreciado por familias y niños que pueden reunirse para disfrutar de un picnic en el parque, visitar el Bioparque donde viven miles de especies de animales diferentes o alquilar bicicletas para paseos inolvidables.

Antes de convertirse en un hotel, este palacio umbertino de finales del siglo XIX fue sede del Istituto Cabrini, una prestigiosa universidad para mujeres jóvenes operada por los Sœurs missionnaires du Sacré-Cœur, y asistieron alumnos principalmente de la aristocracia.


El arte por donde se mire

El nombre del hotel es una combinación del nombre de la calle Via Ulisse Aldrovandi, en honor del naturalista italiano Ulisse Aldrovandi, y el nombre de los jardines adyacentes de Villa Borghese.


Su estilo es Umbertino. Reciben este nombre las piezas del siglo XIX de la arquitectura del renacimiento renacentista en Italia. Es un estilo que es típico del eclecticismo de la arquitectura y las artes decorativas de finales del siglo XIX en Europa. Se caracteriza por la mezcla de elementos decorativos del pasado. Floreció durante el reinado del rey Umberto I de Italia, a quien debe su nombre, y fue muy popular en Roma.


Umberto I de Saboya reinó en Italia desde 1878 hasta su asesinato en 1900. El término no está reservado exclusivamente a la arquitectura, también puede describir muebles de la época y otras artes decorativas. Puede describirse mejor como la declinación italiana del eclecticismo, un estilo de arquitectura y artes decorativas que recorrió Europa en la segunda mitad del siglo XIX, y que combina en un edificio rasgos de diferentes períodos artísticos y repertorios.


Mientras que los edificios italianos y otras expresiones artísticas en este estilo siguen de muchas maneras el camino seguido en otras partes de Europa, también difiere en la medida en que se esfuerza por formular un estilo italiano verdaderamente nacional. Esto sucedió en gran medida en las décadas inmediatamente posteriores a la unificación de Italia, como uno de los muchos intentos por construir un sentido nacional de unidad. En vista de esto, el estilo se aplicó con frecuencia en edificios que albergaban organismos gubernamentales, como ministerios y tribunales, así como en palacios y villas para el establecimiento, especialmente en Roma, que se convirtió en 1870 en la nueva capital del reino de Italia.


Por entonces el ayuntamiento y el gobierno desarrollaron un plan ambicioso y grandioso para reurbanizar la ciudad y dotarla de infraestructuras adecuadas para su estado de capital. El estilo Umbertino ganó popularidad después de 1870 y disminuyó alrededor de 1895. Sin embargo, se mantuvo en uso para los edificios gubernamentales en la primera y segunda década del siglo XX.

Las raíces religiosas

La historia del edificio se remonta al año 800 cuando fue creado como convento para damas de la aristocracia italiana, tales como las hijas del rey Vittorio Emanuele III. Las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús es una congregación religiosa femenina católica romana, fundada en 1880 por la Madre Frances Xavier Cabrini. Ellas fueron las responsables de gran parte del trabajo en ese espacio.


Con una excelente ubicación dentro de la zona residencial más exclusiva de Roma, entre la verde extensión de los jardines Borghese y las reminiscencias históricas de Valle Giulia y la Galería Borghese, el Aldrovandi Villa Borghese es uno de los más apetecibles en Roma.


Esta gran villa de marfil del siglo XIX, vestida con candelabros de mármol y cristal, es una casa independiente recientemente renovada para convertirla en una de las direcciones indiscutidas y codiciadas de Roma. Un antiguo convento con su propio parque privado de colorida vegetación exótica, piscina climatizada al aire libre y jardín de alta cocina, este retiro palaciego irradia su atmósfera distintiva llena de historia y ricas tradiciones. Un oasis elegante donde los huéspedes pueden disfrutar del ambiente relajante y de las comodidades incomparables de un complejo mientras se hospedan en el corazón de la ciudad.


Uno de sus mayores atractivos es el nuevo Spa Mytha que cuenta con toda una gama de tratamientos faciales y corporales. Los lujosos ingredientes dejan la piel suave e hidratada, mientras que los tratamientos corporales expertos alivian la tensión y el estrés. Nuestro SPA cuenta con salas de masajes, sauna, baños de vapor, mini piscina Thalasso y un gimnasio con equipos Technogym y Power Plate.


Los jardines Borghese, ubicados frente al hotel son también una alternativa perfecta para correr y ejercitarse o pasear en bicicleta.


Una extraordinaria variedad de restaurantes se suman a la propuesta: rodeado de magníficas flores bajo la delicada sombra de los árboles "Assaje" es un exquisito restaurante mediterráneo dirigido por un chef propietari de una estrella Michelin, Claudio Mengoni y el chef con 2 estrellas, Andrea Migliaccio; comidas ligeras y aperitivos se sirven en nuestra acogedora e íntima parrilla.


El Garden Bar con mesas al aire libre iluminadas con velas por las noches; el elegante American Bar, lugar ideal para saborear una bebida hecha a la perfección escuchando música en vivo sin mencionar la magnífica Sala Verde que recibe a los huéspedes con un delicioso desayuno buffet y una hermosa vista del jardín privado y la piscina al aire libre.

Opulencia atemperada por una elegante simplicidad.

Por @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario