Ser innovadores al organizar un civil

Ser innovadores al organizar un civil
08 Jun
2018

Para muchísimas parejas el casamiento representa la concreción de un largo sueño en el que confluyen desde las historias más íntimas hasta las expectativas familiares y sociales. Atreverse a dar el paso de poner “en papeles” una relación de amor, convertirla en un compromiso ante la sociedad entera, implica una decisión trascendente en la vida de una pareja.

Sin importar si después sigue ceremonia religiosa o no, ya que depende de las creencias y convicciones de cada quien, el casamiento civil marca un antes y un después en esa relación de pares iluminados por el amor. Y, por supuesto, hay que celebrarlo.

Las tendencias actuales indican que cada vez son más las parejas que deciden convertir su boda civil en el acontecimiento más importante y, a tono con ello, son cada vez más exigentes en la búsqueda de servicios para su fiesta.


Los organizadores de eventos, por su parte, tienen cada vez más en cuenta a este segmento de clientes. ¿Qué buscan?


En primer lugar, no buscan un simple salón de eventos, sino un lugar con encanto. Que ofrezca alguna alternativa al aire libre, o con alguna vista importante de la ciudad, algún plus de ubicación en un barrio o zona agradable y con espacios lo suficientemente flexibles como para poder ambientar a gusto.


La fiesta puede ser formal o informal, lo que no cambia es el deseo de los novios de que sus afectos se sientan plenamente agasajados, con la mejor atención puesta en todos los detalles.


Conocedores de estas necesidades, algunos restaurantes y espacios se ubican a la vanguardia ofreciendo servicios de boda civil especiales, que incluyen la presencia del juez in situ para celebrar la ceremonia en el mismo lugar.


La organización de este festejo demanda una gran minuciosidad en todos los detalles, así como una rigurosidad casi matemática en los diferentes pasos en que se desarrolla.


La fiesta comienza con la llegada de los novios, a quienes esperan todos sus invitados y el funcionario del registro Civil que llevará adelante a ceremonia.


En el momento de la recepción la música es protagonista absoluta. Por lo general, la pareja elige algún tema que tenga relación con su historia, con diversos momentos vividos o, simplemente, con sus preferencias.


Sea una fiesta informal o más tradicional, los novios quieren tener la seguridad de que la comida será exquisita, excelentemente presentada, que el servicio de los camareros cubrirá todos los rincones del lugar, legando en tiempo y condiciones a todos los invitados. Es que, una vez más, el catering pasa a ser parte del acontecimiento.


En las propuestas de catering para una fiesta de estilo informal no pueden faltar los finger food, bocaditos en variedad de sabores, los grisines con jamón crudo, los wraps de blue cheese y nueces. Los shots, de guacamole y gambas o de ceviche, pueden ser otra opción estelar. Así como los bandejeos temáticos de comida étnica, estilo mexicano, peruano o japonés marcan tendencia en este tipo de celebraciones.


Otro tanto habrá que decir de los tragos, puesto que la tendencia también indica que la gente se anima a probar cada vez más combinaciones y acepta las propuestas de tragos, en reemplazo de bebidas más tradicionales.


El espacio, distribuido en livings, con camastros, arreglos florales y velas, contribuye a la creación de esta atmósfera relajada que buscan muchas parejas para su fiesta.


Si la elección es el catering formal: se imponen los tres pasos: entrada, plato principal y postre. Pero aquí también, las variantes de menú son infinitas porque lo formal no tiene porqué quitar lo novedoso…Los chefs contemporáneos dan muestras de probado ingenio al incorporar sabores y texturas nuevos en platos más tradicionales como las carnes o las pastas.


Para ambos tipos de catering, la propuesta que cierra el evento es la mesa dulce, que enriquece la vista y el paladar de todos los comensales: apple crumble, roggel, lemon pie, chupitos de mousses varias, cheese cake más variedad de salsas, tarta de frutilla, frescas frutas de estación. Estos toques de dulzura son la materialización del dulce amor que se celebra.


Por Sergio Schettino, creador de www.piuke.com.ar 

Etiquetado como

Deja un comentario