La palta: un aliado para la salud de la piel

La palta: un aliado para la salud de la piel
13 Oct
2017

La nueva estrella de los productos de belleza. Sus beneficios en este sentido exceden incluso sus reconocidas y enormes propiedades nutricionales.

Es uno de los llamados “súper alimentos”. Sus propiedades nutricionales son ampliamente reconocidas, sus grasas “buenas” son elegidas por deportistas y todos los amantes del cuidado de la salud y destaca el hecho de que carece de tóxicos o químicos. La palta es un alimento perfecto. Y esa es sólo una de sus caras: también es ideal para uso cosmético y un excelente componente para embellecernos.

Desde hace algunos años viene ganando su lugar en las góndolas de productos de beauty, de la mano de las tendencia de la cosmética bio, por la cual los usuarios valoraran cada vez más el uso de ingredientes de origen natural en los productos de belleza. En este contexto, la palta se convirtió en la nueva vedette.

Es que ofrece una lista de beneficios prácticamente interminable. Entre sus nutrientes, cuenta con ácido fólico, fibra, luteína, potasio, hierro, fósforo, magnesio y, el verdadero secreto, doce de las trece vitaminas diferentes que existen, con un alto contenido de los complejos B y E. Esta última, por lo pronto, le otorgan una de sus principales propiedades: el poder antioxidante.

Investigaciones de la Universidad de California demostraron que la palta tiene más vitamina E que cualquier otro fruto. Este antioxidante de alta potencia desacelera el proceso de envejecimiento y disminuye los efectos dañinos de la exposición al sol, además de ayudar al crecimiento sano del pelo, dado que les otorga luminosidad y fuerza a las fibras capilares, con lo que evita su caída. El aceite de palta, además, se absorbe más rápidamente que cualquier otro aceite vegetal, lo que permite una profunda hidratación de la piel.

Además, la palta es rica en vitamina A, útil en el tratamiento del acné, la psoriasis y, de nuevo, los efectos de la exposición solar, como manchas y quemaduras. La vitamina C, por su parte, estimula la tersura y luminosidad del rostro. Y las D y B6 ayudan a reducir las arrugas y enriquecen la piel.

El folato (el ácido fólico natural) promueve el desarrollo saludable de las células y tejidos y se recomienda para los períodos de rápida división celular, como el embarazo. También es ideal para las manos: las vitaminas A y B, además de suavizarlas, pueden favorecer el crecimiento de uñas y cutículas más sanas.

Sabrosa, nutritiva y positiva para la belleza. La palta se consolida como uno de nuestros principales aliados del mundo vegetal.

 

Analia L ´Abbate, Gerente de Producto OMS, www.drmadaus.com.ar 

Etiquetado como

Deja un comentario