Alimentación ready to eat

Alimentación ready to eat
06 Jun
2018

Productos listos para comer que marcan tendencia entre los jóvenes consumidores.

Las novedades con respecto al consumo, nunca paran de sorprendernos. En los últimos años, por ejemplo, se ha registrado un importante incremento en la demanda de los alimentos llamados «ready to eat» («listos para comer», según su nombre en inglés). Nos referimos a una innovadora propuesta de la industria alimentaria que sigue las tendencias de los mercados más exigentes, y que nos presenta una nueva manera de comercializar alimentos ya listos para comer o que precisan de un mínimo calentamiento en horno o microondas para su consumo.

Y este boom por la comida instantánea, surge a partir del interés de las empresas de alimentos por ofrecer alternativas precocidas que brinden la combinación exacta de practicidad, sabor y un excelente valor nutricional. Por supuesto, las empresas no han hecho otra cosa que alinearse a los nuevos hábitos de consumo, ya que son los consumidores actuales quienes exigen productos listos para comer, pero que sean saludables y naturales, sin colorantes, conservantes ni sabores artificiales.


Consumidores listos para comer

Cuando hablamos del público objetivo de esta tendencia, básicamente nos referimos a aquellos consumidores entre 20 y 40 años, de entornos urbanos, que cuentan con un tiempo limitado para alimentarse, ya sea durante los almuerzos laborales, las clases universitarias o al llegar a casa. Sin embargo, estos consumidores son los mismos que demandaban una alimentación saludable, con calidad nutricional y que sea apta para su consumo inmediato.

¿Y por qué surgen estas necesidades específicas? Actualmente, por ejemplo, la hora de almuerzo en la oficina se ha acortado, debido a diferentes factores: mayores responsabilidades, menos tiempo ocioso, un estilo de vida frenético. Y las empresas, son las que buscan establecer un equilibrio para lograr que los recesos destinados a los almuerzos sean rápidos, pero también altamente nutritivos. Es decir, un tipo de consumo que resulta ideal para los millenials, por tratarse de una generación caracterizada por su estilo práctico y activo, que busca una alimentación san y equilibrada.


Eso es, en definitiva, lo que necesitan los consumidores de hoy en día: productos listos para comer, fáciles de transportar, con envases livianos y que les permitan mantener una nutrición correcta y balanceada.

Clases de alimentos ready to eat

Como dijimos antes, los alimentos ready to eat son aquellos que comercializan preparados, envasados y listos para comer. Son productos que podemos mantener en nuestras despensas, heladeras o congeladores hasta el momento en que decidamos consumirlos, muchos de ellos, incluso, sin siquiera tener que calentarlos.

Entre los alimentos listos para consumir, podemos citar a muchos de los productos ya preparados presentes en nuestros hogares: los quesos, las salchichas, los patés, los pescados enlatados y los ahumados, los sándwiches, las sopas instantáneas, las salsas, los cereales y frutos secos, las frutas y verduras envasadas, por ejemplo, son sólo algunos de los alimentos que no necesitan cocción antes de consumirse.

Sin embargo, hay que recordar que algunos riesgos asociados a ciertos alimentos ready to eat (como la listeriosis, una enfermedad causada por consumir alimentos contaminados con listeria), pueden ser eliminados mediante tratamientos específicos que garantizan sus inocuidad alimentaria.


Consejos de seguridad

Para prevenir las enfermedades que pueden transmitir los alimentos ready to eat, se pueden tomar varias medidas, por ejemplo: Mantener la temperatura de la heladera entre 3 y 5 °C, y el congelador a entre -18 y -25 °C, ya que a estas temperaturas se pueden almacenar de forma segura los alimentos. El tiempo de almacenamiento de los productos lácteos en el congelador varía, según cada caso: la manteca, dura 6 meses; leche en caja, 1 mes; los quesos duros, 6 meses. Los panes, a temperatura ambiente, duran de tres a cinco días. En el congelador, 3 meses. Carnes cocidas: en la heladera, duran de 3 a 4 días. En el congelador: las rojas, 3 meses como máximo, el pollo, 4 meses. Nunca dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas. Guardar siempre los embutidos en recipientes herméticos. En la heladera, duran hasta 2 meses. Comprobar la fecha de vencimiento de todos los productos. Lavarse siempre las manos con agua tibia y jabón antes de comer o manipular alimentos. Mantener la heladera y el congelador bien limpios. Realizar controles periódicos de todos los productos almacenados en la despensa para prevenir polillas, gorgojos y moho.

Innovación para la industria

Tal como lo adelantamos, son muchas las razones que han beneficiado el desarrollo de los productos ready to eat para el consumidor: se le simplifica el trabajo, no tiene desperdicios de materia prima, ahorra costos, obtiene un producto de buena calidad y sabor, un período de validez prolongado y, sobre todo, a un precio accesible, debido a su forma de producción masiva y sistematizada.

Entonces, ¿no sería una excelente alternativa para utilizar en restaurantes, oficinas, empresas, universidades, aerolíneas y otros sectores? Por supuesto, y esta propuesta se ha ampliado a una extensa gama de platos, que incluyen entradas, principales, postres, platos veganos, sin aditivos ni conservantes, y con sabor bien casero, tal como las propuestas alimenticias de Gama Gourmet. Gama Gourmet es una empresa dedicada al desarrollo de soluciones gastronómicas ready to eat de alta calidad para el ámbito corporativo, que ofrece diferentes servicios destinados a empresas, industrias e instituciones de todo tamaño y sector, combinando valor, salud y nutrición con el más rico sabor.

Pero, además de sorprender a comensales, empleados o viajantes aventureros con platos que posean una verdadera impronta casera y conserven aromas y sabores perfectos, a estas ventajas se le suman otros beneficios: Máxima calidad y sabor, con mínima inversión: los alimentos ready to eat permiten ofrecer platos deliciosos y de excelente calidad, con sus cualidades organolépticas intactas. Y no hace falta destinar espacio extra a cocinas, ni modificar o ampliar ambientes, variedad para todos los gustos: todos las opciones imaginables son posibles: comida asiática, mexicana, italiana y más, platos para celíacos, veganos o hipertensos, servicio más ágil para todos: no sólo la calidad y el sabor son importantes. También se valora la rapidez, por eso, para restaurantes y empresas, los productos ready to eat ofrecen una extraordinaria alternativa, nutrición equilibrada: nunca nos preocupó tanto lo que comemos. Y la alimentación ready to eat ofrece opciones variadas, ricas, sanas y bien equilibradas, seguridad alimentaria: debido a su proceso de elaboración, los productos ready to eat son sometidos a rigurosos controles bromatológicos y sanitarios, para ofrecer la máxima seguridad alimentaria y ahorro de costos: menos mermas de materia prima y mayor conservación de los productos, un servicio sin necesidad de cocinas ni ampliaciones, y platos como recién hechos que se calientan en minutos.

Por todas estas ventajas diferenciales, los productos ready to eat se han convertido en una excelente alternativa para muchos restaurantes y, sobre todo, empresas, e instituciones que tengan necesidades de brindar un servicio de restauración colectiva, aún sin contar con instalaciones para tal fin.


¿También es saludable?

A la falta de tiempo para comer, los alimentos ready to eat le respondieron con la máxima practicidad; pero, ¿son realmente nutritivos y saludables?

Si no enfocamos sólo en las viejas sopas instantáneas o los típicos snacks, por supuesto que no. La realidad es que estos comestibles sólo proporcionaban calorías vacías, carbohidratos, grasas saturadas, azúcares, sodio y aditivos. Es decir, lo contrario a una alimentación sana, nutritiva y balanceada y, muchas veces, responsables de diferentes enfermedades, como el sobrepeso.

Pero, claro, los tiempos y los hábitos de consumo han evolucionado, y los nuevos consumidores quieren comer si perder tiempo, pero de forma saludable.

Estas exigencias llevaron a mucha empresas a innovar en su forma de elaborar productos, elegir nuevos ingredientes y buscar la forma de que sean más naturales. Como las barras energéticas y los snacks nutritivos, el sushi envasado o los platos elaborados con diferentes carnes y vegetales, listos para abrir, calentar y degustar en el momento.
Pero más allá de que los alimentos ready to eat sean más o menos nutritivos, lo verdaderamente importante es tener en cuenta como afectan nuestra salud en general, y en base a esto, saber elegir qué alimentos consumimos para mantener un balance nutricional y evitar excesos.

En la actualidad, y en todos los canales de distribución, las variedades de productos ready to eat crecen minuto a minuto, cada vez con mayores opciones, combinaciones, presentaciones y formas de elaboración, pero siempre buscando ofrecer un alimento equilibrado, capaz de satisfacer a todos los gustos.

El futuro

Parecen productos del futuro, pero ya están entre nosotros. Acaban de aparecer en el mercado, y vienen a paliar nuestra pereza al cocinar. Lo último, son los bocados de calamares y el cebiche de langostinos listos para consumir. Y si buscan algo más curioso, en algunos mercados europeos ya está disponible una copa de vino plástica (de igual peso que una copa clásica, de cristal) con vino incluido y tapa de aluminio, como muchos productos lácteos.

Finalmente, la nueva estrella de la comida ready to eat es el «poke», un plato de origen hawaiano, que se ha puesto de moda en Europa y Estados Unidos. Para prepararlo, sólo necesitamos un bowl con pequeños trozos de pescado crudo marinado (atún con salsa de soja y sésamo, por ejemplo), una base de arroz o quinoa y todo tipo de agregados, como algas, palta, pepino, cebolla y más.

Pues bien, ya se han lanzado versiones ready to eat, tanto en su opción clásica, como vegana, ideales para satisfacer nuestro apetito por las preparaciones ricas, sanas naturales... y rápidas.


Por Alejandro Raizman, Socio Director de Gama Gourmet, ( www.gamagourmet.com.ar ).

Deja un comentario