“¡Voy a la marcha! Es una obligación ética. Sin marcha, el Gobierno hace lo que quiere“

“¡Voy a la marcha! Es una obligación ética. Sin marcha, el Gobierno hace lo que quiere“
06 Sep
2017

El actor, Gerardo Romano, estuvo en comunicación en "Sin Canas En La Lengua", con Alejandra Canosa, hablando de la repercusión de la película "La Cordillera", su protagónico en teatro, proyectos y la política.

Gerardo Romano personifica al Jefe de Gabinete, en la película “La Cordillera”, protagonizada por Ricardo Darín y dirigida por Santiago Mitre. Es una cinta polémica, ya que está relacionada con el poder visto desde la vida de un Presidente. “Me contento con muy pocas cosas y lo más simple me hace pasarlo bien. Estar en un proyecto tan caro, tan grande, tan bien escrito, tan bien guionada y castineada, es un sueño, comentó entusiasmado La película también es polémica porque el final deja volar la imaginación del espectador y por eso fue criticada en las redes sociales, a lo cual Darín salió a contestar “Cualquier juicio de valor implica una propuesta propia, le suma algo a otro”, mencionó.

“Es tan maravillosa la experiencia de participar en una cumbre, en un lugar como Valle Nevado, de Presidentes latinoamericanos en donde hay presidentes de toda América y con hechos representados por los mejores actores de cada país”, señaló el actor con alegría y aseguró que, fue una experiencia maravillosa. La historia se desarrolla durante una cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile, donde se definen las estrategias y alianzas geopolíticas de la región. Hernán Blanco, el presidente argentino, vive un drama político y familiar que le hará enfrentarse a sus propios demonios, y deberá tomar dos decisiones que podrían cambiar el curso de su vida en el orden público y privado: por un lado, una complicada situación emocional con su hija; por otro, la decisión política más importante de su carrera.

Romano dijo que le gustó tanto trabajar en el proyecto dirigido por Mitre, que está grabando nuevamente con la misma productora, en una nueva idea cinematográfica junto a Lali Espósito. La historia se centra en una chica homicida que termina matando a otra y el papel del actor recae en el fiscal del caso. Además sigue con su obra de teatro “Un judío común y corriente” en el Teatro Chacarerean. “Es algo que me gustó mucho y no voy a dejar de hacerlo. Todos los sábados me hago una fiesta. Me hace muy feliz que el escenario sea un lugar para construir memoria”, afirmó.

Gerardo Romano es uno de los tantos ciudadanos que asistieron a la marcha que se realizó hoy en Plaza de Mayo, junto a organismos de derechos humanos, sindicatos, organizaciones sociales y los familiares de Santiago Maldonado que pidieron su aparición con vida y exigieron que la Ministra Bullrich diera un paso al costado. “Voy a la marcha porque siento que es una obligación ética. El miedo es un sentimiento que puedo movilizarte o paralizarte y lo que ha pasado creo que tiene una gravedad inmensa”, indicó seriamente y agregó que vale la pena luchas e insistir y que el sentido de la vida es para hacerla más libre, justa y plena.

“Los comentarios que son objetivos, verdaderos y reflejan la realidad fidedigna valen la pena. Lo que no vale la pena es lo tergiversado, minimizado, mentido, la información falsa. La información es el tema, el poder de la información y vestirla como uno quiera”, dijo el actor y añadió que “la reserva moral de una sociedad debería ser el periodismo. Como el cura se entera en la confesión, el periodista se entera en la investigación y es el verdadero cuarto poder, pero cuando se pierde la confianza en el periodismo, en la verdad, cuando está todo amañado en el poder, se empieza a mentir y cuando uno siente que se está mintiendo, se confunde y se pierde porque uno está esperando la verdad” sentenció.

Romano opinó acerca de la polémica de llevar el caso Maldonado a las aulas. “Desde que fui al colegio, la democracia es del gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo y lo sigue siendo. Los Derechos Humanos son el eje y la base central de las democracias, del Estado, del Gobierno y es fundamental”, remarcó y dijo que los derechos humanos son esenciales para la enseñanza. “Sin marcha, el Gobierno hace lo que quiere. Sin resistencia, los gobiernos con esta tendenciosidad se van ensombreciendo y no hay más que resistir, plantear alternativas, llamar la atención y ver que el juego democrático permite equilibrar las cosas, cuando se abren demasiado para un lado o para el otro”, concluyó drásticamente el actor.



Por: Nicolás Enrico
Fuente: Radio Zónica
Podes escuchar “Sin Canas En La Lengua” los viernes a las 13 hs por Radio Zónica.

Etiquetado como

Deja un comentario