Luciano Cejas: autor y director de “Dejar de Ser”

Luciano Cejas: autor  y director de “Dejar de Ser”
05 Mar
2018

“Cada vez que veo alguien moverse con pasión y entrega me siento movilizado, mi mirada sobre cómo el cuerpo se ve afectado con cada acción o con cada decisión y hasta con cada pensamiento, hace que cada día respete más mi trabajo”.

Luciano Cejas es coreógrafo y director Artístico-Bailarín - Intérprete – Acróbata.

 

Director General y coreógrafo Vórtice Compañía de Danza
• Miembro de la compañía de David Señorán (2013 a la actualidad).
• Summer Intensive Nederlands Dans Teather 2015 group A (Beca completa en Holanda).
• The Dutch Summer Dance Course del 20 Julio - August 01, 2015 full course A (Holanda).
• Royal Conservatory Den Haag (University of the Arts, The Hague) del 10 Julio – 20 Julio, 2015 full Course A (Holanda).
• Talleres de danza moderno y LABORATORIO improvisación de Clémentine Deluy, Damiano Ottavio Bigi y Misericordia Thusnelda, Tanztheater Wuppertal Pina Bausch bailarines (2011, 2012 y 2013).
• UNSAM Company bajo la dirección de Oscar Araiz (2012).
• Taller Coreográfico en el Centro de Teatro Colón con coreógrafos Claude Brumachon y Benjamin Lamarche (Centro Coreográfico Nacional de Nantes) 2010-2011 y 2012
• WORKSHOPS New York City Ballet Summer Course SAB's.
• Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.
• Taller de Danza Contemporánea del Teatro San Martín.
• Instituto Provincial de Danzas "Isabel Taboga".
• Director artístico y coreógrafo de danza contemporánea en la Compañía de danza CDC

 

 

Cómo y cuándo nace el Director?
Un deseo muy profundo de angustia me generaba grandes inquietudes sobre la danza contemporánea en Argentina y cómo cada día se alejaba más de la realidad en donde vivíamos. Esta situación hizo que comience a crear, primero pensando en alejarme de la danza, ésto me acercó al teatro físico y la danza teatro en donde encontré herramientas que aún hoy uso para componer e investigar temas o ideas de mis creaciones. La danza contemporánea llegó mucho después. Hace muy poco pensé que lo primero que me impulsó hacia crear fue la impotencia; me sentía inútil frente a no expresar malestar sobre situaciones sociales y por eso compuse mi primer creación.

Y mis primeros pasos en la dirección fueron con temas fuertes y algunos temas raros para una danza contemporánea que estaba o está (realmente no lo sé) inclinada a satisfacer las necesidades de un público preparado para ver danza y no para entrenar a un público popular. Por este motivo tuve como primera necesidad desplegar mi creación desarrollando lo dramático que tenía dentro y no el concepto, y lentamente fui llegando a temas más personales. Pero siempre intento seguir creando obras que sean sensibles y cercanas para el público. Creo que lo que más me interesa es que me entienda y me sienta con cada movimiento.


Qué te moviliza de una obra?
El cuerpo. El cuerpo es una de las cosas más hermosas que veo, tanto como director, como docente de danza y como bailarín, cada vez que veo alguien moverse con pasión y entrega me siento movilizado, mi mirada sobre cómo el cuerpo se ve afectado con cada acción o con cada decisión y hasta con cada pensamiento, hace que cada día respete más mi trabajo.

Saber que nuestro instrumento vive (y sin poder hacer nada por cambiarlo) todo y cada palabra, cada sanación es hermoso. El artista del movimiento es un ser sensible y nuestra carrera es extremadamente difícil. Con “Dejar de Ser” , mi primer obra, realmente se logra plasmar la historia en los cuerpo de los intérpretes, ellos están afectados por la huellas que la historia dejó, no pueden desprenderse de eso, es hermoso ver como los personajes ingresan a sus cuerpos y los modifican para así comenzar a contar parte de nuestra historia social.

 

Qué premisas tenés en cuenta en la dirección de una puesta?
Siempre intento modificar al público, no me gusta que el espectador salga igual que como entró, creo que es necesario que observe, sienta y perciba. Atraer con las imágenes y dejar que esas imágenes mucho después le den respuesta personales a cada uno de ellos.

Esas son cosas que no quiero perder, no me gustaría volverme completamente metafórico o abstracto, creo en el poder de ambas cosas, pero también creo en el poder de la imagen y quiero que el público pueda depositar dentro de esas imágenes lo que necesite.

Mucha gente me dice que “Dejar de Ser” es extremadamente cruda, yo les digo que la historia que nos tocó vivir como parte de la sociedad argentina es cruda, la obra es simplemente un reflejo de la historia. Otras personas me dicen que cómo vamos a seguir mostrando situaciones de la dictadura militar, para qué ? , yo creo que es muy importante, no sólo para que eso no se olvide , sino también para que nuestros jóvenes sepan cómo fue nuestro pasado y asi crear un futuro en donde los derechos humanos siempre estén primeros.

 

Con qué emociones te conecta?
Realmente puedo decir que “Dejar de Ser” me contacta con mi infancia, no porque haya tenido una familia que tenga una conexión directa con el tema, realmente no tuve ninguna conexión, pero desde chico el tema me conmovió. Me dejó una huella muy profunda de angustia, fue la primera gran injusticia que conocí cerca de mí y eso marcó muy fuerte toda mi forma de pensar. Conocer cada vez más la historia hizo que cada vez que monto la obra sea más inconsciente, las imágenes brotan desde atrás de mi cerebro, eso les digo a mis intérpretes, son sólo como sueños extraños que aparecen y las pongo en escena. Realmente “Dejar de Ser” es un historia que siento en la piel.

 

Tenés algún referente ?
Muchos, Ana Itelman es una gran referente y soy un gran amante de la obras de la gran Pina Bausch. Con el libro Archivo Itelman logre hace un vínculo muy fuerte con la forma de ver el arte y eso hizo que tenga una mirada sobre éste que me lleva a acercarme a la literatura y la dramaturgia. Pina fue y es una etapa de mi vida, sigo actualmente mirando sus obras y llorando, cada vez que vuelvo a revisar alguna obra de la Bausch es una nueva mirada sobre el pieza. Tuve la suerte de entrenar y ser parte de seminario de bailarines de su compañía como Thusnelda Mercy entre otros que me enseñaron lo importante de la imagen y la verdad, a ser fiel a mí y me dieron consejos muy importantes a lo largo de mi carrera.

 


Qué lugar ocupa la puesta en escena?
La puesta en escena es muy importante para mí, ya que creo que frente a lo que uno puede ver de una obra gran parte es gracias a ella. Muchas veces veo que secuencias o situaciones escénicas muy investigadas cobran valor si las mirás desde arriba o desde abajo y esto hace que yo cambie el material o lo invierta, lo gire o hago lo que sea necesario para que el espectador vea lo que necesito que vea de esa imagen. Marca planos y texturas dentro del escenario que me permiten jugar con el drama o el suspenso de la pieza.

 

En tu caso, tenés actualmente el estreno de una obra en la que desempeñás ambos roles; autor y director. Querés contarnos sobre esa experiencia?
Si, es muy sencillo a la hora de llegar al ensayo, se claramente que deseo investigar, que tiene que ser de una determinada manera y que está en duda y puede cambiar. Pero eso que es concreto lleva mucho tiempo lograr entender el porqué, ese pre es el más importante, en esos momento mi cabeza pesa mil kilos! (risas) .Me es muy difícil pensar cuando estoy en la preproducción de un material para una obra, las idea brotan y los movimientos me vuelven loco hasta que me decido que tiene que tener determinado camino. Creo que esa es la lucha interna.

 

Qué otros proyectos y/o actividades tenés actualmente?
Realmente la apertura del Teatro IFA Centro de Experimentación teatral, con la sala “Alicia Zanca” , es un proyecto que llevo junto a mi pareja, Nicolás Pérez Costa, muy importante, creo que es uno de los proyectos más difíciles que me tocó embarcar, pero con la pasión y dedicación que me gusta trabajar. Estrené mi última obra “Teoría de mi cuerpo enamorado” y en marzo mi primer pieza “Dejar de Ser” , realmente poder en este momento del país apostar a dos creaciones mías, es muy importante para mí. Dirijo dos compañías que son hermosas y muy distintas : Compañía Vórtice lleva sólo un año de gestación y la compañía CDC-IFA que lleva ya 6 años siendo parte de la comunidad de la danza contemporánea porteña.

Soy director y maestro dentro de mi propio instituto de arte escénica, el Instituto de Formación Artística IFA, en donde funcionan mis compañía y muchas otras, eso me pone muy orgulloso, tener la oportunidad de generar un espacio educativo junto a mi pareja en donde se enseñe como ser un artista y nuestras formas de crear el arte, es muy importante, es un aporte, además de no contar con ningún apoyo ( para mi es algo bueno) hace que podamos ser completamente auténticos frente a él cómo se construye un artista , interprete y creador.

 


“DEJAR DE SER” se presenta todos los domingos a las 20 hs en IFA – Scalabrini Ortiz 326
Reservas en www.deteatro.com.ar/obras/dejardeser 

 


KASSPRESS
Laura Mathieu & Sergio De Caro
Prensa y Relaciones Públicas
https://www.facebook.com/contactokasspress/  
www.linkedin.com/in/kasspress/  
www.instagram.com/kasspress/ 

Etiquetado como

Deja un comentario