Utilizar residuos sólidos urbanos para lograr energía solar

Utilizar residuos sólidos urbanos para lograr energía solar
08 Nov
2017

El INTA San Martin enseña a aprovechar la energía derivada de varias fuentes, a nivel doméstico, aplicando tecnologías apropiadas. La clave está en el manejo de elementos cotidianos para lograr un uso útil y no contaminante.

Un sol brillante de primavera nos llena de ganas y entusiasmo. Y también nos llena de energía. Así se trabaja en el INTA San Martín a partir de la utilización de los rayos de febo mediante el uso de elementos cotidianos provenientes de los residuos sólidos urbanos.

 

Alejandra Lara, técnica del INTA San Martín, es parte de un taller que en ocho encuentros semanales enseña a obtener energía de diferentes fuentes, de baja escala a nivel doméstico. Las jornadas están a cargo de Carlos Duarte, capacitador, especialista en la tematica y promotor de Pro Huerta.

 

Mediante la energía solar térmica puede trabajarse en colectores solares y horno, y desde la energía química (biodigestión) la utilización eficiente de la combustión aplicado a cocinas y estufas rocket. Estos encuentros concentran momentos teóricos y prácticos. Allí se entrega material gráfico sobre los principios de funcionamiento de cada prototipo.

 

La propuesta, llevada adelante en articulación con la Dirección Gral. DeEconomía Social y Solidaria de la Municipalidad de San Martín, está destinada a cooperativistas del programa Argentina Trabaja, vecinos del barrio UTA y público en general.

 


Energía a partir del descarte
En el transcurso de los encuentros se desarrollan varios prototipos: un colector solar, un horno solar que se instalarán en el predio del vivero y cocina rocket. Estos se confeccionan en grupos y con elementos de uso cotidiano y de descarte.

 

“Se utiliza el biodigestor que está en funcionamiento actualmente en el Vivero Municipal a modo de ejemplo –completa Lara–. Vemos el principio de funcionamiento, su alimentación, mantenimiento, cómo utilizar el biogás y cómo usar el biofertilizante que proviene del rebalse del biodigestor.”

 

Asimismo se instalan cuatro biodigestores: dos de 5.000 y dos de 10.000 litros que fueron adquiridos a través de Proyectos Especiales Pro Huerta en el presente año.

 

“Es objetivo principal debatir e intercambiar ideas acerca de las formas en que se presenta la energía y de qué forma puede aprovecharse, así como promover la autoconstrucción de diferentes prototipos, acercar tecnologías apropiadas a la población así como utilizar materiales de descarte y revalorizarlos”, resumió la técnica del INTA San Martín.

 

Es necesario despertar la curiosidad y la iniciativa de construir elementos que produzcan energía útil no contaminante.

 


Federico Gaston GUERRA, María Alejandra LARA

Deja un comentario