Con el objetivo de optimizar el drenaje y prevenir anegaciones e inundaciones, la Municipalidad de Escobar extiende las obras de zanjeo y mejoras hidráulicas en distintas zonas del distrito.

“Nuestro principal objetivo es hacer obras de calidad para que los vecinos del barrio puedan vivir tranquilos”, enfatizó el Intendente durante una recorrida por el lugar, junto a Sergio Roses y Romina Buzzini.

Se trata de la calle Manuela Pedraza entre Cabildo y San Pedro en la localidad de Villa de Mayo. Este trabajo responde a un pedido directo de los vecinos y se encuentra en su etapa final. Garantiza, entre otras cosas, que dicha zona deje de inundarse.

El municipio, a través de la Dirección de Hidráulica de la Secretaría de Obras Públicas, informa los avances de obra que se están realizando en el marco del reorganizamiento del sistema hidráulico, específicamente en la cuenca alta de Agustoni. El mismo consiste en el saneamiento de todo el barrio Agustoni, la cuenca lateral Colombia-Venezuela y el centro de Pilar hacia el río Luján.

En varios puntos del distrito, la Municipalidad de Escobar continúa con las obras hidráulicas de limpieza y saneamiento de los cauces de agua para la regeneración de las vías de escurrimiento y así mitigar inundaciones en los barrios.

Junto a la Gobernadora, el Intendente supervisó los avances de la segunda etapa de la obra de saneamiento que brindará una solución a los anegamientos de más de 80 mil vecinos de Morón.

La Municipalidad de Escobar ejecuta trabajos hidráulicos en el nuevo reservorio de Garín y en el arroyo Tatán de Loma Verde para evitar inundaciones en los barrios aledaños ante la posibilidad de intensas lluvias.

Es la primera etapa de una nueva troncal para Los Polvorines. Dará conectividad desde la calle Gutiérrez hasta Darragueira. Para 2018 se prevé continuar hasta la Ruta 197.

El municipio realizó el cambio de diámetro de los conductos de desagüe en la intersección de las calles Paso e Italia, lo que permitirá un mayor escurrimiento de agua de lluvia en la zona.

Durante una recorrida por la zona, el intendente Abella dijo que “además de cambiarle la vida a los vecinos, estos trabajos significarán un antes y un después para el barrio, tal como fue el caso de San Cayetano, que ya no se inunda más.”