Los detenidos son tres hombres mayores de edad; uno de ellos confesó ser el autor material de los disparos contra las sedes del Poder Judicial.

Fue a través de un agente encubierto que se hizo pasar por un cliente para revelar el accionar delictual de la organización.

El cabecilla del clan, Leandro Burgos, había sido detenido el mes pasado cuando se trasladaba en un rodado de alta gama con 40 mil dólares.

Integrada por ciudadanos de nacionalidad argentina, paraguaya y peruana, la Policía Federal detuvo a los cinco miembros de la banda narco trasnacional y secuestró armas, cuatro kilos de pasta base y marihuana, luego de allanamientos realizados en la villa 1-11-14 del barrio porteño del Bajo Flores, en el marco de una investigación criminal impulsada por el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich.

A partir de una causa de 2010, se realizaron 18 allanamientos que permitieron detener a los integrantes de la banda, de los cuales tres eran efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que, tras traicionar a su institución, fueron exonerados y desafectados por la actual gestión.

La Policía Federal detuvo a los cuatro integrantes e incautó más de 119 kilos de marihuana.

Carlos Fernández, alias “Pelo duro”, fue capturado junto a Lautaro “Lamparita” Funes en septiembre de 2017. Su madre y hermano se ocupaban de la logística de la banda narcocriminal.

El Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich continúa la investigación para desmantelar todos los componentes de la llamada mafia de los contenedores.

En un control vehicular, un hombre dijo que la cerradura del baúl de su auto estaba dañada. En realidad llevaba ocultos 42 kilos de cocaína y la Policía Federal descubrió el engaño.

Fue tras un megaoperativo de la Policía Federal; hasta el momento se decomisaron panes de cocaína y marihuana y armas de fuego.