“Operación Leine”

“Operación Leine”
20 May
2018

Es una investigación que comenzó en Alemania e incluye a 62 países; intervino la Policía Federal, que realizó allanamientos en Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Salta.

La “Operación Leine” comenzó por iniciativa de Interpol Alemania para investigar una red trasnacional de tenencia y distribución de pornografía infantil. El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, promovió la cooperación internacional para identificar una posible ramificación de la organización en la Argentina. Así, a través de la Policía Federal, se acumularon pruebas para realizar cinco allanamientos en distintos puntos del país, que arrojaron la incautación de material y la notificación de al menos ocho personas que quedaron supeditas a la causa.


“Estamos trabajando junto a las policías de todo el mundo, de forma coordinada en el ámbito de Interpol, para desarticular una banda que lucra con este delito tan aberrante”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.


La causa empezó en enero de 2017, cuando la División Delitos Cibernéticos Contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- tomó conocimiento de la “Operación Leine”. En ésta participan más de 60 países: Alemania, Estados Unidos, Francia, Holanda, Inglaterra, Australia, España, Brasil, Perú, Paraguay y Venezuela, entre otros.


El objetivo de esta investigación que requiere un alto nivel de coordinación internacional es identificar a los usuarios que distribuían contenidos de pornografía infantil a través de la red Edonkey 2000. Con información aportada por Alemania, la Policía Federal llevó a cabo una pesquisa para dar cuenta de la “conexión argentina” de esta organización.


La clave de la pesquisa estuvo en un video que permitió a los uniformados obtener una serie de direcciones IP´S que lo habían difundido. Así se libraron órdenes de allanamiento sobre cinco domicilios ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, Salta, Córdoba y Villa de Mayo, partido bonaerense de Malvinas Argentinas. Allí se notificó a ocho personas y se secuestraron computadoras, discos rígidos, teléfonos celulares, tablets y documentos que permitirán profundizar la investigación policial.


Intervinieron el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 4, a cargo de Graciela Dalmas, y la Fiscalía N° 12 de Daniela Dupuy.

Deja un comentario