Los alumnos con discapacidad tienen derecho a una educación de calidad y en igualdad de condiciones

Desde el Ministerio de Educación nacional se asume la responsabilidad de generar las condiciones necesarias que consoliden un sistema educativo cada vez más inclusivo.

Desde los diversos marcos normativos nacionales e internacionales, como son Ley de Educación, la Convención internacional de derechos de las personas con discapacidad y los informes de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, las escuelas tienen prohibido rechazar la inscripción o re inscripción de un/a estudiante por motivos de discapacidad. El rechazo por ese motivo, de forma directa o indirecta, es considerado un acto de discriminación.

 

Cristina Lovari, coordinadora de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación de la Nación, indicó que “a partir de la Resolución 311/16 del Consejo Federal de Educación, todos los Ministros del país asumieron la responsabilidad de seguir trabajando en este sentido. Sabemos que faltan muchas cuestiones por mejorar, pero todos los alumnos con discapacidad tienen derecho a una educación de calidad y en igualdad de condiciones”.

 

“El objetivo de la educación inclusiva está orientado a garantizar el acceso a una educación de calidad para todos los alumnos en edad escolar, asegurando la eliminación de las barreras y consolidando los ajustes razonables que se requieran para el logro de los mejores aprendizajes y los procesos de participación”, agregó.

 

“La resolución 311/16 interpela a construir una escuela inclusiva donde las políticas se concreten en prácticas educativas con estrategias pedagógicas diversificadas; donde todos sus miembros, ya sea estudiantes con o sin discapacidad, con dificultades de aprendizaje, con altas capacidades o con características de distinto tipo (cognitivas, étnico-culturales o socioeconómicas, entre otras) puedan acceder al aprendizaje”, sostuvo.

 

Ante este tipo de obstáculos, donde se presentan dificultades en la inscripción, es necesario que las familias apelen a las instancias superiores jerárquicas (como ser supervisores, áreas de niveles) para que reciban la orientación y resolución ante estas situaciones. Desde el Ministerio se acompaña este dialogo con las familias y las jurisdicciones, para que estas situaciones no sucedan.

 

Asimismo, desde la cartera educativa nacional se están realizando distintas acciones para fortalecer la educación inclusiva, desde instancias de trabajo con los equipos jurisdiccionales, formación docente, articulación con organizaciones de la sociedad civil o referentes de familias de estudiantes con discapacidad, brindando información y herramientas que permitan una educación inclusiva de calidad para todos y cada uno de los niños, niñas y adolescentes, con y sin discapacidad.

Deja un comentario